Estos pueblos italianos te pagarán la mitad del alquiler si teletrabajas desde allí

Una buena forma de hacer que lo de siempre deje de ser lo de siempre

Estás harto del teletrabajo. No tanto por trabajar, sino por tener la sensación de que casi cada día haces lo mismo. Saltas de la cama al escritorio, trabajas un rato en el balcón hasta que los rayos del sol y el ruido del tráfico te desconcentran o sales dar una vuelta after work por las calles de siempre, los bares de siempre y los parques de siempre. Si te identificas con estas líneas, si crees que es normal necesitar un cambio de aires, te interesará saber que hay dos municipios italianos que lo ponen muy fácil: sus gobiernos pagarán hasta la mitad del alquiler a los que teletrabajen desde allí, según el medio CNN.

Se trata del pueblo de Santa Fiora, situado en La Toscana, y de la ciudad de Rieti, de la región de Lazio, donde la reducción o el estancamiento de su población han llevado a sus gobiernos a querer atraer forasteros a estos municipios cuyos alquileres son relativamente baratos. Los requisitos generales necesarios para poder apostar por esta nueva vida son simples. Demostrar que tienes un empleo activo, estar dispuesto a trabajar en una casa en medio de la inmensidad de las montañas o que querer vivir un verano a la italiana con todo lo que conlleva: comer pizza que sabe a pizza real o utilizar palabras como amici o fidanzata en lugar amigos o novia. No está nada mal, ¿no?

Si optas por hacer que el escenario de tu aventura sea en el pueblo medieval de Santa Fiora, que ahora tiene una población de 2.500 habitantes, vivirás en un paraíso del vino que se encuentra en la reserva natural de Monte Amiante y cerca del Valle de Val D’Orcia, y lo mejor de todo es que podrás ahorrar como, probablemente, no has podido hacer nunca.

Teniendo en cuenta que los alquileres suelen ir de 300 a 500 euros al mes y que los teletrabajadores recibirán 200 euros o el 50% del total del alquiler si la estancia es de entre 2 y 6 meses, lo que podrías llegar a pagar de tu bolsillo son solo 100 euros mensuales. En otras palabras, tendrás una vivienda gastando casi lo mismo que dos noches de fiesta con su entrada de discoteca, un par de copas y el taxi para enviar a casa a ese amigo que casi siempre acababa enfadado porque solo él quería desayunar kebab a las 6 de la mañana.

Aunque si los municipios con poca población te agobian y te va más cruzarte con decenas de caras desconocidas al día, te interesará saber que la oferta de Rieti también es bastante buena. En esta ciudad, que se encuentra a una hora y poco en coche de Roma y ahora cuenta con unos 50.000 habitantes, podrías elegir vivir en el corazón de su centro histórico o en zonas rurales con alquileres más accesibles, siempre que te mudes mínimo 3 meses. “Los precios en la ciudad oscilan entre 250 y 500 euros”, explicó a CNN el vicealcalde Daniele Sinibaldi al hablar de unos bajos importes que, junto con la proporción que cubrirá el gobierno de la ciudad, podrías llegar a abonar por toda una vivienda lo equivalente a una habitación de niño de 5 años con cama individual y sin ventanas en ciudades como Madrid o Barcelona.

A partir de ahí, la decisión está en tus manos: ¿seguir con lo de siempre? o ¿hacer que lo de siempre deje de ser lo de siempre probando una nueva vida a la italiana?