Ahora que lo has probado, ¿trabajarías desde casa para siempre?

Después de ver el aumento de la productivdad, Twitter ha anunciado que permitirá el teletrabajo para todos sus empleados si así lo desean

Desde el 14 de marzo muchxs trabajadorxs empezaron a trabajar desde casa porque no les ha quedado otra. A consecuencia de la pandemia del coronavirus, la mayoría de empresas de oficina han mandado a sus empleadxs a casa. El teletrabajo, hasta ahora una opción que las empresas se resistían a adoptar en la mayoría de casos por conservadurismo, se ha convertido prácticamente en una obligación. Y han descubierto que esta medida tiene muchísimas ventajas: se ahorra en desplazamientos, en muchos casos se aumenta la productividad, la persona que trabaja tiene más autonomía, se atrae más talento o se genera un espacio para que la creatividad pueda fluir y crecer. Y Twitter ya se ha dado cuenta de estos beneficios. La compañía se ha puesto a pensar en el futuro después de la pandemia de coronavirus y, dado que han observado que la estrategia de teletrabajo ha funcionado con éxito durante la cuarentena, piensan en permitir que sus empleadxs trabajen desde casa para siempre si así lo desean.

Es una apuesta inesperada para muchas empresas, pero que podría dar sus frutos. Sreenath "Sree" Sreenivasan, profesor de innovación digital de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Stony Brook (EE.UU.) ha comentado para la BBC que “es posible que algunas personas no se tomen esto en serio porque es Twitter, pero podemos aprender mucho de Silicon Valley sobre la flexibilidad en los lugares de trabajo. Ha habido una mentalidad de que trabajar desde casa es robarle al jefe”. Pero la compañía está demostrando que puede confiar en sus trabajadores más de lo que pensaban antes del encierro. Aún así, la compañía también anuncia que si existen trabajadorxs que quieran regresar a las oficinas serán recibidos sin problema, por ahora tomando las precauciones necesarias para evitar contagios.

Sin embargo, no todo es tan fácil. Según un informe del Banco de España que analiza el teletrabajo por sectores, “el trabajo no presencial es más habitual entre personas de entre 35 y 65 años y entre trabajadores con formación universitaria", según explica Xataka. El informe muestra que aquellas personas con estudios inferiores a bachillerato tienden a desarrollar su capacidad en puestos más presenciales. Es decir, que es un tema de clases sociales, pero el organismo todavía ve un margen muy amplio para mejorar: estima que el 30% de los trabajadores españoles podría trasladar la oficina a su casa sin perder productividad.

El teletrabajo tampoco funciona por igual en todos los países. De hecho, como explican desde Newtral, “es posible que a España le cueste el teletrabajo ya que da la sensación que si el jefe no te ve, parece que no trabajas”. No obstante, Fernando Callejo Muñoz, Psicólogo Cofundador de UPAD Psicología y Coaching, opina para el mismo medio que “la tendencia que tenemos en España es a desconfiar de que el trabajador pueda realizar todas las tareas, pero si algo nos ha demostrado en el mundo laboral es que el teletrabajo es bastante productivo”. De hecho, podríamos ser hasta demasiado productivos porque al estar en casa todo el día ni siquiera tú te pones límites y acabas trabajando más horas de las que cobras. 

Está claro que todavía hay muchas preguntas abiertas sobre este tema que nos toca tan de cerca actualmente, sobre todo porque no sería raro que fuera una de las medidas consolidadas en la llamada nueva normalidad. Una de las cuestiones más importantes a tratar son los detalles económicos como la electricidad, internet o calefacción que consumes cuando no vas a la oficina. Como cuentan desde Reason Why muchas empresas todavía no tienen "ninguna política corporativa en la que se recoja quién se hace responsable de los gastos derivados del desempeño de su actividad laboral desde casa". Entonces, ¿quién asume los gastos?, ¿quién aporta las herramientas necesarias para trabajar?, ¿qué sucede si hay un accidente en el horario de teletrabajo? De momento la Ley de Prevención de Riesgos Laborales sigue explicando que “el coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores”. Debemos esperar que se consolide un apartado en concreto que especifique las medidas para el teletrabajo y, mientras tanto, seguiremos funcionando en nuestras oficinas improvisadas en salones o cocinas.

CN