El motivo por el que el coeficiente intelectual de algunos países ha comenzado a retroceder

No se sabe muy bien por qué, pero está claro que cada vez sacamos menos puntuación en los tests de coeficiente intelectual

No se sabe muy bien por qué. Unos lo achacan al cambio climático porque empeora la calidad de los alimentos hasta el punto de que tienen menos nutrientes, otros a los teléfonos móviles que nos impiden concentrarnos y nos facilitan tanto el acceso a la información que no necesitamos la memoria o, incluso, los hay que apuntan a que los trabajos mecánicos nos atrofian el cerebro. Los motivos son desconocidos, pero un estudio lo tiene claro: con las generaciones, la humanidad está perdiendo coeficiente intelectual.

Resultado de imagen de clever gif

"Los niveles de coeficiente intelectual están cayendo en muchos países desarrollados y esto no es bueno para la humanidad", cuenta Evan Horowitz, en un artículo en NBC retomado en España por El Confidencial. Horowitz habla de una "crisis de inteligencia" que podría acabar con nuestra capacidad de resolver problemas, lo que podría ralentizar avance de la economía mundial. Vamos, que si estamos cansados de que los viejos nos digan que los jóvenes no servimos para nada, parece que ahora la ciencia les va a empezar a dar más argumentos.

A nivel individual, el coeficiente intelectual puede predecir si vas a tener una vida longeva o si vas a tener buenos resultados en los estudios. A nivel social, repercute en el crecimiento económico y en la innovación científica que tendrá el país. Así, no es de extrañar que los países con mayor coeficiente intelectual sean los asíaticos, en específico, el top tres del mundo son Hong Kong, Corea del Sur y Japón.

Por qué cae en algunos países

Los descensos se han registrado en países escandinavos, Reino Unido, Alemania, Francia y Australia, es decir, en países desarrollados. Las primeras hipótesis, racistas, hacían pensar que al tener más hijos las familias migrantes procedentes países con menos coeficiente intelectual, la media de estos países también caía. Pero estudios posteriores refutaron esta idea xenófoba. En 2018, una investigación en Noruega tuvo una conclusión demoledora: no solo las sociedades perdían capacidades con el paso del tiempo, sino que también lo hacían las familias con un perfil étnico 100% escandinavo. Si pensábamos que el estado de bienestar que nos han asegurado nuestros padres nos iba a hacer más inteligentes, parece que estábamos equivocados.

Resultado de imagen de ai gif

Hasta hace poco, la media de coeficiente intelectual de los países solo ha hecho que crecer. Por esto, los investigadores está aprendiendo a ver por qué ha cambiado la tendencia. Los tests están diseñados para evaluar elementos como la memoria a corto plazo, la velocidad para resolver problemas o la capacidad de procesamiento visual, lo que en el último medio siglo había mejorado con el perfeccionamiento de la escolarización o los trabajos más exigentes.

Como dice el autor, "si la puntuación del coeficiente intelectual continúa cayendo, esto no solo significará que tendremos 15 temporadas más de las Kardashian, sino que puede terminar con el progreso y, en últimas, provocar menores descubrimientos científicos, estancar las economías y apagar nuestro futuro colectivo". E ironiza, aunque con amargura: tal vez solo pueda salvarnos de esta la inteligencia artificial.