La Ciencia Al Habla: Los Más Ricos No Son Los Más Inteligentes

Está comprobado, no hace falta ser un genio para fabricar un montón de dinero. Jay Zagorsky, científico investigador en el Centro de la Universidad Estatal de Ohio,es el autor de un estudio que demuestra que los ricos no son los más inteligentes.

Según Zagorsky, "El coeficiente intelectual no tiene realmente ninguna relación con la riqueza. Y, además, ser muy inteligente no te protege de la posibilidad de tener problemas financieros". Su estudio se basa en datos de 7.403 estadounidenses que participaron en la Encuesta Nacional Longitudinal de la Juventud en 2004, que completaron la prueba de calificación de las Fuerzas Armadas (AFQT ), utilizada a a menudo por investigadores como medida de inteligencia. A todos ellos se les preguntó sobre sus ingresos, su riqueza total y la posible existencia de alguno de estos tres problemas financieros:

1. Si actualmente alguna de sus tarjetas de crédito había superado su límite. 

2. Si en los últimos cinco años habían sufrido algún caso de imposibilidad de pago de facturas. 

3. Si alguna vez se habían declarado en bancarrota. 

Lo primero que se reveló fue algo que ya se había demostrado por varios investigadores con anterioridad y que aparentemente puede parecer lógico, y es que las personas con coeficientes intelectuales más altos tienden a tener ingresos mensuales más altos. Sin embargo, cuando se trataba de la riqueza total y la probabilidad de sufrir dificultades financieras, la gente de inteligencia inferior al promedio gana. Zagorsky sugiere que esto es porque las personas de alto coeficiente intelectual no ahorran tanto como los demás; el 6% de aquellos con puntuaciones de coeficiente intelectual por encima de 125 había llegado en varias ocasiones a superar el límite de sus tarjetas de crédito y el 11% había tenido alguna vez problemas para afrontar pagos. 

Zagorsky indica que solo hay que mirar en los aparcamientos de las universidades para demostrar que la inteligencia y la riqueza no están necesariamente vinculados. "Los profesores tienden a ser personas muy inteligentes", dijo, "pero si nos fijamos en los parkings de las universidades, se ven pocos Rolls Royce, Porsches u otros coches de alta gama". 

La inteligencia y la riqueza no tienen nada que ver cuando se habla de riqueza total, pues en muchas ocasiones la riqueza es íntima amiga de la codicia y la codicia fiel enemiga de la inteligencia. Y esto, sin duda, te puede llevar a tener serios problemas financieros.

Sin embargo, creo que en muchos países lo que no es acorde o lógico son los sueldos de esas personas inteligentes que tanto aportan a la sociedad, en relación a otras profesiones, y que no llenan los parkings en Rolls Royce o Porsches.

Quizás la clave de todo se encuentre en eso de que no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.