Una jueza exculpa a Naim Darrechi porque “no quería agredir, sino fanfarronear”

La jueza del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma ha archivado la denuncia al entender que “los hechos no revisten caracteres de delito”

El pasado mes de julio el por entonces mayor tiktoker de España, Naim Darrechi, admitió en una entrevista con el youtuber Mostopapi haber engañado a varias mujeres para mantener relaciones sexuales sin preservativo y eyacular dentro sin su consentimiento alegando que era estéril. “Me cuesta mucho con condón. Entonces…nunca lo utilizo. Pero es raro que nunca haya dejado embarazada a ninguna así tantos años, así que voy a empezar a acabar así siempre. Sin problemas”, dijo el mallorquín de 19 años entre risas causando la indignación de miles de personas. 

La cosa fue tan grave (y no es para menos) que el Instituto Balear de la Mujer y el Govern Balear presentaron una querella por un presunto delito de odio y otro contra la libertad sexual contra él. Ahora, poco más de medio año después, el Juzgado de Instrucción número 2 de Palma ha archivado la denuncia al entender que “los hechos no revisten caracteres de delito” y que “no reúnen los requisitos establecidos jurisprudencialmente”. En concreto, la jueza que ha decidido exculpar al tiktoker argumenta que "en modo alguno se refiera a las mujeres por motivo de intolerancia, sino más bien por el propio egocentrismo del declarante y por su deseo de mantener relaciones sexuales satisfactorias”.

Es decir, la jueza cree que el mensaje de Darrechi no es contra las mujeres como colectivo, sino que simplemente es “una descripción de su conducta” por lo que sus palabras no son “ni graves ni serias desde el punto de vista de la generación de un sentimiento de odio hacia las mujeres y, en todo caso, el ánimo perseguido no era el de agredir, sino más bien el de fanfarronear alardeando de una pretendida posición de superioridad respecto de sus parejas”. Vamos que es una tontería engañar a mujeres, jugar con su salud y pregonarlo orgulloso en uno de los mayores canales de Youtube del país solo porque las manifestaciones del querellado se produjeron “de forma irreflexiva y espontánea”. Indignante. 

Las consecuencias de este archivamiento son nefastas, no solamente porque las palabras de este personaje fueron una total irresponsabilidad, ya que millones de adolescentes consumen sus contenidos, sino que además le ha salido gratis hacerlo. Mensajes como estos son los que normalizan los abusos a mujeres y construyen día tras día el llamado discurso de la cultura de la violación, pero lo peor es que parece que las cosas no van a cambiar.