Estas gemelas y estos gemelos se enamoraron y ahora viven todos juntos

Aseguran que lo suyo fue algo parecido a amor a primera vista: “Nos enamoramos muy rápidamente”

Hay una infinidad de tipos de relaciones en el mundo. Algunas súper típicas, otras que escapan de lo convencional todo el rato y aquellas que son tan singulares que parecen sacadas de una ficción. Un ejemplo es la relación entre dos gemelas, Venessa y Kerissa D’Arpino, de 25 años; y dos gemelos, Lucas y Jacob Sealby, de 29 años. No solo están saliendo juntxs (Venessa con Lucas y Kerissa con Jacob), sino que además viven juntxs en una casa de Oregon (sí, bastante loco todo, es como si la canción de Maluma ‘Felices los 4’ se hubiese hecho realidad).

Se trata de una historia que ha sido publicada por el medio New York Post y, la verdad, es que es bastante curioso todo. ¿Cómo llegaron a conectar los cuatro? Pues la respuesta es una situación bastante recurrente. Una clienta de Venessa, que es preparadora física, les puso en contacto en junio de 2020. Como explicó Venessa al medio americano: “Una de mis clientas es enfermera y trabajaba con Lucas en las urgencias del hospital. Me dijo que tenía un gemelo y que creía que mi hermana y yo nos llevaríamos muy bien con ellos”.

Accedió a darles una oportunidad y, al verse por primera vez, la cosa ya funcionó por sí sola. Todxs ellxs supieron al instante con qué gemelx querían estar, como si hubiesen sentido amor a primera vista. “Tuvimos sentimientos de inmediato y nos enamoramos muy rápidamente”, recordó a New York Post Venessa y añadió: “Cuanto más hablábamos, más conectadxs nos sentíamos y más fuerte era la idea de que estábamos destinados a estar juntxs”.

La cosa todavía llegó más lejos. Tres meses después de su primera cita, dieron el siguiente paso: irse a vivir los cuatro juntxs. Por muy loco que parezca y por muchas confusiones que pueda desatar esta situación, la cosa les fue bastante bien. “Todos sabemos qué apariencia física tenemos y, por tanto, no nos confundimos de pareja”, apuntó Venessa, que al mismo tiempo valoró mucho vivir bajo el mismo techo que su queridísima hermana: “Ninguna otra persona nos conoce como nos conocemos nosotras y, además, siempre nos apoyamos en todo”. Se trata de un apoyo incondicional, de esos que duran para toda la vida, que de algún modo, se ha trasladado a la mágica relación que han construido los cuatro. “Todos somos mejores amigos y nos llevamos muy bien", dijo Venessa efusivamente y añadió: "Ahora que vivimos juntos, estamos más unidos que nunca".

Pues sí, parece que la vida que han empezado hace poco juntxs tiene mucho futuro por delante. Aunque eso no quiere decir que vayan aún más lejos. Casarse, una boda doble con dos novios y dos novias, dos ramos, cuatro anillos, dos vestidos y dos trajes caros, es algo que de momento no contemplan. “No estamos seguros de tener una boda doble”, señaló Kerissa al hablar de ese bonito enlace que no siempre se puede planear, a veces surge y ya está. “Después de todo, dos partidos son mejores que uno. Así que ya veremos", sentenció Kerissa.