La fórmula del 1% para empezar a ahorrar de una vez por todas

Ponerte metas muy ambiciosas es tirar piedras sobre tu propio tejado

¿Terminas todos los meses con la cuenta bancaria completamente seca y desesperadx por recibir el siguiente salario que te salve de la inanición? Pues no será porque no existen técnicas para ahorrar. Las hay de todos los colores y para todos los bolsillos, pero probablemente lo que tú necesites, como persona no acostumbrada a ahorrar con un verdadero agujero en la mano, es la llamada fórmula del 1%, "enfocada a personas que les cuesta dar ese primer paso o que ya lo han intentado y no lo han conseguido", explican desde el medio especializado en finanzas y negocios Business Insider.

Tres etapas diferentes

Una técnica dividida en tres etapas diferentes. La primera de ellas es la etapa de creación de un presupuesto vital. Aunque la mayoría de la gente pasa olímpicamente de esto, lo cierto es que tener clarísimo cuánto gastas cada mes y en qué lo gastas es fundamental para frenar la sangría. Puedes emplear tres o cuatro meses para descubrir qué gastos repentinos aparecen y tener una idea mucho más precisa de tus finanzas. Además, puedes desarrollarlo en un Word, en un Excel o a través de alguna de las aplicaciones para smartphones que hay en las tiendas de app. Lo importante es que lo hagas.

Cuando tengas un presupuesto fiel de tu economía contigo, deberás entrar en la segunda etapa de la fórmula del 1%, que consiste precisamente en apartar un 1% de tu salario mensual y depositarlo en una cuenta de ahorro que no te cobre comisiones. Por suerte, la mayoría de aplicaciones de banca móvil permiten configurar este ahorro automático para que pase directamente de tu cuenta de gastos a tu cuenta de ahorro tal como el dinero llega a la primera. Así no te lo gastarás en tonterías que no necesitas. Sabemos lo que estás pensando: con un 1% de tu sueldo tardarías siete vidas en ahorrar decentemente.

Metas que puedas alcanzar

Pero es que no deberás quedarte ahí. El quid de la cuestión de esta fórmula de ahorro es que no intentes hacer ahorros utópicos que no podrás sostener. En ese sentido, decirte a ti mismx que vas a ahorrar un 25% de tu sueldo es como decirte que vas a perder 20 kilos en un mes. El truco está en ponerse metas alcanzables y poco a poco ir ampliándolas. En eso consiste la tercera etapa de esta técnica: aumentar tu ahorro en un 1% cada mes. "Si empezaste con un 1%, el siguiente mes tendrás que ahorrar un 2%, después un 3% y así sucesivamente". Sueles pensar que las cosas duras, mejor del tirón. Pero no es así.

Porque no eres una persona hecha al ahorro y la adaptación debe ser progresiva para que no abandones a la primera de cambio. Así podrás ir aumentando hasta llegar a un porcentaje realmente satisfactorio. Según los expertos de Business Insider, los profesionales de las finanzas personales "recomiendan ahorrar entre un 10% y un 20% de tus ingresos, por lo que ese puede ser un buen objetivo" en el que plantarse. Si escoges la primera opción, y una vez comiences a ahorrar un 1%, tardarás nueve meses más en alcanzar ese porcentaje final ideal. Si escoges la segunda, tardarás 19 meses. ¿Te atreves?