Así de feliz eres según la zona de España en la que vivas

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) encuesta a más de 3.000 personas para hacer el mapa de la felicidad

Más de 40 preguntas han sido suficientes para averiguar el nivel de felicidad de los españoles según la comunidad en la que viven y el resultado ha sido de lo más sorprendente. Al parecer, comunidades autónomas como Galicia y Asturias tienen el índice de felicidad entre los más bajos mientras que Navarra y Baleares son las comunidades con los ciudadanos más satisfechos. Para llegar a esta conclusión, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha entrevistado a más de 3.000 personas con el objetivo de analizar, entre otras cosas, el porcentaje y la distribución de los españoles que consumen ansiolíticos y/o antidepresivos. Un dato especialmente revelador si se atiende a que las cifras de quienes consumen estas píldoras guardan relación con aquellos que califican su nivel de vida como el menos satisfactorio. 

Pero antes de que te plantees mudarte de comunidad autónoma, el organismo ha advertido que el tamaño de la investigación por comunidades no es suficiente para sacar conclusiones estadísticas concretas. Según el CIS Navarra cuenta con una media de 7,85 de satisfacción con la vida, el más alto de España. Luego le siguen Baleares con un 7,84, Canarias con un 7,55, Extremadura con un 7,54, Aragón y Andalucía con un 7,48, Comunidad Valenciana con un 7,38, Cataluña con un 7,35, Madrid con un 7,28, Murcia con un 7,27, País Vasco con un 7,26, Castilla-La Mancha con un 7,23 y Castilla y León con un 7,21. El resto; Galicia, Asturias y La Rioja se sitúan en los últimos puestos con un 7,05, 7,18 y 7,12 respectivamente.

Galicia, además, se encuentra a la cabeza en cuanto a consumo de tranquilizantes, relajantes y pastillas para dormir. En total un 14,85% de la población los ingiere. Estas cifras están por encima de la media nacional que es de un 10,7%. La felicidad puede no ser un sentimiento que pueda medirse a nivel general, pues se trata de algo bastante subjetivo. No obstante, se trata de un complemento útil para hablar de calidad de vida en comparación a otros países o comunidades y determinar qué aspectos son los que derivan a dichos resultados. Ojalá en el ranking de 2019 el mapa de la felicidad del CIS sea un poquito más amable para aquellas comunidades autónomas con mucha lluvia y bajón generalizado.