Las fábricas de Vietnam reabren para que no reprimas tu consumismo

Después de meses con la capital confinada, el país asiático reabre sus fábricas por la presión de las empresas y para llegar al boom de ventas de Navidad
 

A veces nos lo preguntamos y a veces ya se nos pasa. Vemos aquella etiqueta: “Made in Vietnam”. Y pensamos: “¿Cómo estará viviendo la persona que me hizo esta camiseta Nike o este iPhone?”. O simplemente estamos ya inmunizados ante las desigualdades del capitalismo. Pero ahora empiezan a faltar productos, los suministros no están a tope y fallan los contenedores chinos y los microchips. Y en Vietnam, las fábricas estaban cerradas ante la dureza de la última variante de la pandemia allí. Pues bien, han reabierto para que puedas comprar en Navidad.

Y eso que la pandemia está lejos de estar controlada en el país asiático de más de 97 millones de habitantes, que fue ejemplo mundial por el increíble control que tuvo del virus durante el primer año pero que ha sufrido mucho más la última ola a partir de la llegada de la variante delta. Durante 15 meses, explica el diario El País, Vietnam estuvo cerrado al mundo y registró solo 3.000 infecciones y 15 muertes. La llegada de la cepa india, en cambio, disparó los contagios hasta superar ya el millón de contagios y las 20.000 muertes.

A mediados de octubre, solo el 18% de su población había recibido la pauta completa, según Our World in Data. Y en ese contexto, la capital, Ho Chi Minh, al sur del país, sufrió el 75% de las muertes por covid. Esta ciudad de más de 8 millones de habitantes se confinó y se cerró a cal y canto a finales de agosto. Pero las presiones del sector económico y un ligero descenso de contagios motivaron la reapertura de las fábricas del país, con el foco puesto en el consumo navideño mundial. El papel del país en el comercio internacional es importante, hasta el punto que Adidas ha expresado que el parón en Vietnam le costará este año dejar de ganar 515 millones de euros. 

Vietnam, cuenta El País, es el segundo proveedor de ropa y zapatos de Estados Unidos, después de China, así que 90 empresas estadounidenses, entre ellas Nike, pidieron a Biden por carta que acelere las donaciones en vacunas apuntando a que “la salud de nuestra industria depende directamente de la salud de la industria de Vietnam”. Dicho y hecho: la reciente visita de la vicepresidenta Kamala Harris al país asiático sirvió para comprometerse a un donación de un millón de dosis. Se sumaba así a los cinco donados anteriormente y este tipo de acciones pueden ayudar a que la pauta completa sea una realidad más pronto de lo que se esperaba. Todo para que puedas tener tu iPhone y tus zapatillas deportivas.