Encuentran al modelo Zombie Boy muerto en su casa de Canadá

El artista de 32 años fue hallado en su vivienda de Canadá y la causa de la muerte es un presunto suicidio

La fama es complicada. En ocasiones los personajes famosos tienen que soportar presiones tan grandes que se desvían por el camino del alcohol y las drogas. Las adicciones se solapan a la depresión y, de repente, el peso del mundo parece que te cae sobre la espalda. Se desconoce si este es el caso que llevó a Rick Genest, más conocido como Zombie Boy, a su presunto suicidio. El modelo de 32 años fue hallado muerto esta pasada noche en su apartamento de Montreal (Canadá).

Este personaje era mundialmente reconocido por tener el 90% de su cuerpo tatuado, la mayor parte con tatuajes de huesos —un total de 139 lo que le hizo merecedor de uno de los dos récord Guinness que tiene— lo que le daba el aspecto de cadáver o muerto viviente. El joven, que estaba a punto de cumplir 33 años, saltó a la fama por haber llamado la atención de Lady Gaga, lo que lo llevó a participar en el videoclip de la canción Born this way. Ella ha sido una de las primeras en lamentar su muerte a través de Twitter y en recordar lo importante que es hablar sobre la salud mental y quitarle el estigma de tabú que conlleva encima.

Lo cierto es que hasta alcanzar el éxito como modelo la vida de Rick Genest no fue un camino de rosas. Abandonó su hogar a la edad de 17 años y fue a los 21 cuando acudió por vez primera al tatuador Frank Lewis, quien se encargaría de tatuar la mayor parte de su cuerpo desde aquel entonces. Una vez consolidad el modelo también trabajó para Vogue y GQ, desfiló para la colección otoño-invierno de la colección de Formichetti para mujer junto a Lady Gaga y fue el representante de la marca de cosméticos Dermablend apareciendo en un vídeo donde se ve cómo el equipo de maquilladores es capaz de cubrir todos los tatuajes de su piel con un producto fabricado para ocultar las imperfecciones de la piel.

La principal sospecha de la causa de su muerte es el suicidio pero se desconocen las razones que podrían haberlo llevado a ello. Como bien decía Lady Gaga, si se confirma el suicidio como motivo de su fallecimiento su caso debería invitarnos a reflexionar sobre las dificultades que enfrentan las personas con una enfermedad mental y cómo la sociedad podría intentar ayudar en la medida de lo posible para que casos como el suyo no vuelvan a repetirse.