Cómo la adicción, la bulimia y los problemas mentales han marcado la vida de Demi Lovato

La cantante y ex estrella de Disney ha sido recientemente hospitalizada por una presunta sobredosis de heroína

El éxito no siempre es como lo imaginamos. La fama esconde, y en ocasiones arrastra, una oscura y negra sombra. Esto es lo que ocurre detrás de la popularidad de Demi Lovato, la ex estrella de Disney: se oculta un camino de sufrimiento y superación. La estrella de 25 años ha sido hospitalizada por una presunta sobredosis de heroína, según anunció la web TMZ. El manager de la artista ha declarado que algunos de los datos publicados “son incorrectos” y ha pedido que “se respete su privacidad”, sin dar más detalles.

La bulimia, la anorexia y las adicciones comenzaron en su adolescencia, cuando empezó a ser más reconocida en la cadena Disney Channel. Así lo explicó en el documental Simply Complicated, estrenado el pasado año, donde explica públicamente sus problemas mentales como el trastorno bipolar o la depresión y sus adicciones y cómo consiguió salir de “ese agujero negro”. Hasta ahora.Demi Lovato siempre ha sido muy honesta y ha contado, sin ningún tipo de problema, su lucha contra la adicción y el camino que recorrió cuando, con 18 años, entró a rehabilitarse por autolesiones, drogas y trastorno alimenticio. “Mi padre era un adicto al alcohol y a las drogas. Supongo que siempre busqué lo que él encontró en eso porque lo eligió por encima de su familia”, explicó la cantante en el documental.

“Mamá, lo siento mucho, ya no estoy sobria. Y papá, perdóname por las bebidas derramadas en el suelo (…) Lo siento por los fans que perdí que me han visto caer de nuevo”. Esa es parte de la letra de Sober, una de las últimas canciones de la artista Demi Lovato, donde habla de su recaída en las adicciones de las que llevaba alejada ya seis años. A partir del año 2012 todo su trabajo personal fue hacia mejor: formó una beca para personas con problemas de salud mental en honor a su padre, se hizo copropietaria de los centros de rehabilitación que la ayudaron a abandonar las adicciones y fue nombrada embajadora de salud mental para Global Citizen, un movimiento con el objetivo de acabar con la pobreza en el año 2030.

El pasado mes, en el escenario de Rock in Rio con un público inmenso y completamente entregado, Demi Lovato cantó por primera vez su tema Sober. Mientras los fans coreaban a los gritos su canción, la artista no pudo evitar emocionarse. Esos seis años de sobriedad que tan felizmente había celebrado en su perfil de Twitter se habían acabado. Ahora, según explican sus fuentes cercanas a la web TMZ, la artista se encuentra estable y despierta. Quedará por ver si esta recaída es una razón para volver a rehabilitarse y pausar durante una época su paso por los escenarios.