Elon Musk reconoce que los primeros voluntarios en ir a Marte podrían morir

Elon Musk ha explicado cuáles son los peligros de quienes deseen viajar con él a la colonia que va a crear en Marte y también ha nombrado los detalles de cómo será este lugar

La empresa aeroespacial de Elon Musk, SpaceX, ha tenido claro un objetivo desde que empezó: llegar a Marte. La forma pensada para llegar al planeta rojo es utilizar la famosa nave Starship que puede aguantar 100 toneladas de carga. Tienen pensado enviar hasta 100 personas a la vez y con este conjunto, en el año 2050, inaugurar la primera ciudad autosuficiente. Pero, de momento, esta nave aún no está terminada y las pruebas que se han hecho no han salido del todo bien. Esto no es un problema para Elon Musk, él tiene claro que conseguirá llegar al planeta. Ahora bien, lo que no tiene muy claro es si podremos sobrevivir en él.

El pasado primero de septiembre se realizó un evento sobre Marte en el que Elon Musk mostró su lado más serio. Por lo general siempre habla del futuro con un tono no solo distendido sino ilusionante, lleno de promesas que parecen inalcanzables pero que para él son perfectamente factibles. Como ha explicado la CNBC, Musk no hablaba de esta manera en el pasado evento, se atrevió a comentar los peligros que tendrán las primeras personas que viajen a Marte, incluyendo la opción de morir: “esto es algo muy duro y difícil, quienes son débiles de corazón no pueden venir porque es perfectamente posible que mueras”, detalló.

Ya es sabido que quienes decidan presentarse como voluntarixs no podrán regresar a la Tierra. Cuando ambos planetas se encuentran más cerca la distancia que hay entre uno y otro es de 54,6 millones de kilómetros, se puede tardar entre 39 días (como mínimo) y 289 días (como máximo), así que la idea de volver sano y salvo a nuestro planeta de origen es más bien lejana y bastante improbable. El plan que tiene SpaceX es que, al llegar, se construya una base inicial a partir de la cual se pueda alzar una ciudad autosuficiente ya que lo que se lleve en ese viaje será lo que haya porque no será posible llevar de forma constante ni oxígeno ni comida, entre otras tantas cosas.

La Tierra y Marte solo de alinean cada dos años, con lo cual Elon Musk explica que será necesario aprovechar esta ‘cercanía’ para enviar al menos mil naves Starship (con 100 personas y carga por nave) para que sea factible construir esa ciudad autosuficiente. Para que esto ocurra aún falta muchísimo tiempo, quizás no estemos ya viviendo. Lo que está claro es que se trata de una misión de asombrosas magnitudes y que la llegada de humanos al planeta rojo, si ocurre, marcará para siempre un antes y un después.