Lo que siempre deberías saber de la empresa que te haga una entrevista de trabajo

Llevas semanas enviando miles de currículums. Te conoces Infojobs, Linkedin y todas las plataformas de búsqueda de empleo al dedillo. Sabes cómo tienes que buscar, qué palabras clave utilizar y cuando una oferta es un timo. Sin embargo, una vez te llaman para hacer una entrevista, te sientes un poco perdido/a. Es normal que tengas dudas de qué hacer, decir y saber a la hora de enfrentarte en una entrevista al temido responsable de Recursos Humanos y a su proceso de selección.

No te preocupes. La entrevista es un trámite más que pasar para conseguir el ansiado puesto de trabajo y, como tal, necesitas manejar algunas 'herramientas' con las que jugar al realizar tu intervención. Sabemos que estás menos acostumbrado al cara a cara que al envío de currículums pero, ante todo, necesitas ir tranquilo y prepararte un poco antes de dar el paso. Tan importante es tener un buen currículum como saber enfrentarte a una entrevista y, para ello, necesitas conocer a qué empresa estás intentando impresionar.

Qué debes saber de una empresa para una entrevista de trabajo

"He podido observar que son muchos los candidatos que van a la entrevista sin preparársela", explica a Código Nuevo el Técnico de Selección y Formación en Grupo NorteRuyman Román . "No existen fórmulas exactas para hacer una entrevista perfecta pero si algunas pautas básicas como, por ejemplo, investigar a qué se dedica la compañía, dónde se encuentra o qué noticias relevantes hay del negocio (premios o reconocimientos). También se deberían buscar referencias de la misma para conocer su reputación", añade el experto.

Como puntos clave a conocer sobre la compañía a la que postulas, necesitas saber qué es lo que hace y cuáles son sus valores. Con ello sabrás si tus valores y aptitudes personales se adecuan a la línea y estrategia de la empresa. "Si es una empresa se dedicada al medio ambiente y, a nivel personal, uno no tiene conciencia de cuidar el entorno natural, puede existir un conflicto entre la lucha interna de lo profesional y lo personal, que hace que no se persiga la misión estratégica entre todos como un equipo que lucha por ese objetivo común", afirma Román.

Qué saber de una empresa antes de una entrevista de trabajo

Informarte sobre una empresa antes de ir a la entrevista siempre será un punto a tu favor. "El reclutador puede observar también el interés en la oferta y el puesto, así como si eres una persona que se esfuerza en conseguir metas o retos y no ir a la mera improvisación", expresa el técnico. Todo ello siempre con unos límites que dependerán del puesto al que se quiera optar y, con ello, buscar más o menos información de la empresa: "no es lo mismo un puesto técnico a un puesto de dirección, en las que se pueden hacer más o menos preguntas relacionadas con el negocio de la empresa".

Y, ¿cuáles pueden ser estas preguntas? Por una lado, algo básico a un puesto técnico: "¿Qué conoces acerca de nosotros?". O a un puesto más directivo: "¿Conoces alguna noticia actual que pueda afectar al negocio?" o "¿Qué podríamos aportar como empresa para marcar diferencia competitiva con otras empresas del sector?". Aunque, tranquilo, no siempre saber menos de una empresa supondrá algo negativo para ti. "Si un candidato es bueno y su trayectoria y formación se adecua y posee las aptitudes y habilidades para el puesto, no tiene por qué ser un factor de descarte. Aunque si hay varios perfiles aptos para el puesto puede ayudar a marcar diferencia entre los candidatos", añade Román.

Qué saber de una empresa antes de una entrevista de trabajo

Y, la pregunta final: ¿Qué es lo que debemos saber y dónde podemos encontrarlo? Lo que hacen, su dedicación y su misión y valores corporativos son los conocimientos mínimos que se deben conocer. Todo esto puede buscarse a través de la página web de la empresa, en noticias de periódicos digitales o en algún portal web de opinión empresarial. Y recuerda que presentarte con las herramientas necesarias a una entrevista de trabajo es tu responsabilidad, al menos, ahora ya sabes por dónde empezar.