Cuánto deberías cobrar para permitirte ir a vivir solo

Un informe calcula que los menores de 30 años necesitarían de media un 60% de su sueldo para pagarse una hipoteca y un 90% para un alquiler de una vivienda

La realidad es que esto no nos sorprende. Sabíamos que lxs jóvenes somos precarixs y cobramos poco. Sabíamos que el precio de la vivienda está por las nubes. Sabíamos, porque lo vemos en nuestro entorno, que lo más factible en estos casos acaba siendo compartir piso. Lo que seguramente no sabíamos, aunque tampoco podemos decir que nos sorprenda, es que no hay un rincón en España que se libre de ello, que lxs jóvenes de menos de 30 años no pueden alquilar ni comprar un piso para vivir solos en ninguna provincia del país, ni siquiera en las más baratas. 

El Observatorio de Emancipación del segundo semestre del año pasado, elaborado por el Consejo de Juventud de España, puso números a esta realidad que, en el día a día, nos da tantos quebraderos de cabeza y que ha resumido el diario Cinco Días. Pluriempleo, dormir mal, compartir pisos con gente insoportable...Si el mal de muchos no fuera un consuelo de tontos, podríamos consolarnos. Porque, aunque el problema es más grave en las comunidades autónomas más caras, ni siquiera en las más baratas como Extremadura o Castilla y La Mancha los jóvenes pueden pagarse un piso propio. 

El porcentaje de sueldo máximo que habría que gastar en vivienda es del 30% según el consenso de los expertos. O sea, tu sueldo debería ser (como mínimo) tres veces lo que pagues de alquiler para ir bien. Si ganas 1.000 euros, como mucho deberías pagar 333 de alquiler, que es lo que vale a día de hoy una habitación de las muy, muy baratas en Madrid o Barcelona. Más los gastos. Pero es que los jóvenes españoles tendrían que gastarse el 60% de su sueldo de media para poder pagarse un alquiler y un 90% para afrontar una hipoteca. Una burrada. 

El alquiler en Baleares y Barcelona es la utopía más grande de todas las utopías para irse a vivir solx. Un joven de menos de 30 años tendría que pagar allí un 100%, o sea todo su sueldo, para pagarse un piso de alquiler. En Madrid o Canarias, casi lo mismo y en las comunidades más baratas la cosa ronda entre el 35% y el 50%. Nunca menos de un tercio del sueldo medio.

Para pagar una hipoteca, a la que hay que sumar una buena entrada y la garantía de poder pagarlo durante decenas de años, los jóvenes también lo tienen mal, aunque no tanto si lo miramos por mensualidades, que salen un poco más baratas. En Baleares, necesitarían un 90% de su sueldo cada mes para comprarse un piso. En Cataluña, Madrid, País Vasco y Canarias la cosa cae al 65% y en las tres regiones más baratas la cifra es del 35%: En otras regiones como Castilla y León, La Rioja, Asturias o Aragón tendría un joven que soltar entre el 40% o el 50% de su sueldo para pagar una vivienda. Teniendo en cuenta además que el paro entre los menores de 25 es del 38,4%, la cosa no pinta nada bien si te quieres ir a vivir solx. 

El informe aporta un poquito de optimismo para cuando entras de lleno en la treintena. Pero no mucho. O sea, la cosa mejora pero ni de lejos para garantizarte la vivienda. Los -aún- jóvenes de entre 30 y 34 años se tendrían que reservar de medio el 45% de sus ingresos a la hipoteca en solitario y el 65% al alquiler. Vamos, que es muy probable que o la cosa cambia o te toca compartir todavía unos buenos años más.