Las apps de ligue están llenas de bots que intentan robar tus datos personales

Un estudio apunta que casi el 25% de los usuarios de Tinder son falsos y avisa que son difíciles de identificar

 

Debido a la pandemia y al cierre del ocio nocturno, durante la pandemia del coronavirus, los usuarios de las aplicaciones para ligar se han multiplicado. Las opciones para conocer a gente nueva y ligar son más escasas que en situaciones normales y, en vez de mirar de cruzar miradas en la barra de un bar o de una discoteca, mucha gente ha optada para descargarse aplicaciones como Tinder, Bumble, Grindr o Happn, y dar likes sin parar.

El problema, a diferencia de una discoteca, es que no sabemos realmente quién está detrás de estos perfiles a los que hemos dado like. Según apunta un estudio de la Universidad de Arizona, del que se hace eco el portal sobre tecnología Xataka, hace tiempo que los bots, que es como se llama a las cuentas automatizadas, también se están multiplicando e invadiendo gran parte de dichas plataformas.

Tinder, que es la aplicación con más usuarios del mundo, dice tener más de 50 millones de usuarios, pero resulta que, tal como apunta la investigación de la Universidad de Arizona, un 23,4% de estos perfiles son en realidad bots. Además, los investigadores subrayan que en ocasiones estos pueden ser muy difíciles de detectar, tanto por el usuario como para la propia aplicación.

Sin embargo, Tinder asegura que captan y neutralizan el 96% de los perfiles falsos antes de que se activen y comiencen a interactuar con usuarios de carne y hueso. También dicen eliminar cada día el 96% de ellos.

Cabe destacar, tal como lo hace el estudio, que distinguir un perfil real de uno falso puede llegar a ser muy difícil, ya que la mayoría de bots incuyen una biografía, donde estudian o trabajan. Además, también tienen contactos en diferentes redes sociales como Facebook, una media de unos 60. Sus fotos de perfil son originales (normalmente las extraen de Google) y no solo tienen una, suelen tener hasta cuatro.

Y, si aún piensas que tu eres más sabio que los otros y que nunca caerías en una trampa tan evidente como esta, agárrate: ¡También envían mensajes! Los investigadores, según explica Xataka, recopilaron 570 mensajes originados por bots.

¿Qué saca un hacker o cibercriminal de todo esto? Muchos de los mensajes contienen una gran cantidad de links que dirigen a web maliciosas de phishing o diferentes servicios no deseados para robar datos personales y bancarios. Normalmente acortan la URL del enlace para que no veas a que web tiene pensado llevarte tu falso ligue y te lleves una buena sorpresa.