La posibilidad de un apocalipsis cuántico es cada día más real

La supercomputación podría tener un talón de aquiles si los hackers comienzan a emplearla para detonar el encriptado de bancos, gobiernos, etc...

La computación cuántica es una de las revoluciones más heavys de cuantas promete el futuro. Al fin y al cabo, estamos hablando de ordenadores infinitamente más potentes y veloces que los actuales. Máquinas que no necesitarán más que unas milésimas de segundo para resolver problemas que el ordenador que utilizas para trabajar tardaría millones de años en resolver. De ahí que tantos gobiernos en el mundo estén apostando duro en investigación para liderar esta revolución. No obstante, y como indican en un artículo de la BBC, "también hay un lado oscuro". Estos superordenadores podrían provocar un apocalipsis.

Y no, no estamos hablando de máquinas que toman conciencia y se apoderan cruelmente del planeta. Aunque los ordenadores cuánticos disponen de una impresionante capacidad de cálculo, no están programados para funcionar como una inteligencia artificial. Ese no es el problema. En realidad, el problema tiene que ver, una vez más y como es tónica habitual a lo largo de la historia, con el uso que algunos seres humanos pueden darle a esta nueva tecnología. En líneas generales, nos ayudará a prosperar individual y colectivamente. Pero algunos ciberdelincuentes podrían explotarla para hacerse con todos tus datos.

El encriptado en peligro real

"Todo lo que hacemos a través de internet hoy, desde comprar cosas en líneas, transacciones bancarias, interaccionar en redes sociales, todo lo que hacemos está encriptado", explica en este mismo medio británico Harri Owen, director de estrategia de la empresa PostQuantum. Es una medida destinada a preservar tu privacidad y por tanto tu seguridad digital. "Pero una vez que aparece una computadora cuántica en funcionamiento que sea capaz de romper ese cifrado... puede generar casi instantáneamente la capacidad de borrar cuentas bancarias, cerrar por completo los sistemas de defensa de gobierno o agotar las billeteras de bitcoin".

Dicho de otra manera: un hacker con conocimientos de computación cuántica podría conseguir, mediante el empleo de una supercomputadora, un poder tremendo sobre las personas e incluso sobre la sociedad en su conjunto. Y es algo completamente plausible. De hecho, esperado. En palabras de Ilyas Khan, director ejecutivo de la empresa Quantinuum, "las computadoras cuánticas volverán inútiles la mayoría de los métodos de encriptación existentes". Y por si no aún no ha quedado claro, añade un contundente "son una amenaza para nuestra forma de vida". ¿Entonces por qué seguimos adelante con su desarrollo?

Muchos beneficios, enormes riesgos

Pues básicamente por dos motivos diferentes. El primero de ellos es que la supercomputación cuántica tiene mucho positivo que aportarnos. No podemos simplemente ignorarlo. Y el segundo de ellos es que los gobiernos y las grandes empresas están al tanto de ello y están intentando protegerse. En Reino Unido, por ejemplo, y según informa la BBC, "todos los datos del gobierno clasificados como ultrasecretos ya son postcuánticos, es decir, utilizan nuevas formas de cifrado que los investigadores esperan que sea a prueba de cuánticos". Y lo mismo con Google, Microsoft y demás gigantes. Solo queda esperar que funcione.