Las 5 frases más horripilantes de la pija nazi de Madrid

Aunque su discurso sea aberrante conviene señalar hasta qué punto puede ser nocivo para una sociedad suficientemente crispada

Cuando pensábamos que 2020 era el año que deberíamos borrar de nuestras mentes para siempre, llegó 2021. Y no solamente ha arrancado con la pesadilla de una nueva y letal ola de covid, sino con algo que nadie se esperaba: el fascismo. Y dirás “vaya novedad”, no aquí no hablamos de los fachas de siempre, sino de fascistas puros y duros. De falangistas, de nazis. De gente peligrosa que no es que incite al odio, es que directamente incita al genocidio y a lo más bajo de los sentimientos humanos.

El discurso el pasado sábado de una falangista de 18 años en el cementerio de la Almudena Con motivo del homenaje a la División Azul(las tropas españolas que Franco mandó a luchar junto a Hitler), ha sacudido nuestras mentes a un nivel difícil de asumir. Con una teatralidad que recuerda a los peores dictadores de los años 30, una camisa azul rescatada de las entrañas del NO-DO y rodeada de gente que parecía sacada de American History X, una tal Isabel Medina Peralta daba rienda suelta al horror.

No solamente por ser la encargada del renacimiento de la Sección Femenina de la Falange sino por el discurso con más odio, bilis y demagogia que se recuerda. Esta estudiante de historia de la Universidad Complutense de Madrid y aficionada al postureo pijo en 21buttons parece sacada directamente del rincón más chungo de la Guerra Civil. Su retórica, sus ideas abiertamente antisemitas y antidemocráticas son difíciles de digerir y, posiblemente, constitutivas de delito como ya se encuentra investigando la Sección de Delitos de Odio de la Fiscalía de Madrid. 

Desde Código Nuevo no hemos querido dejar pasar por alto un discurso tan incendiario y nauseabundo. A continuación analizaremos sus peores frases y por qué resultan tan tremendamente peligrosas para una sociedad democrática como la que queremos y luchamos por preservar. Lo siguiente es un ejercicio de paciencia y estómago, pero es necesario. 

“Es nuestra suprema obligación luchar por España y por una Europa ahora débil y liquidada por el enemigo, el enemigo que siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío”.

El típico discurso mesiánico en el que se apela a la realización del espíritu nacional (el volkgeist de Johann Gottfried Herder) en una especie de destino preestablecido que, irremediablemente, tendrá que someter a otras razas y naciones. Como no, el copy paste del discurso de Hitler de esta chica tiene como objeto los judíos y cómo supuestamente controlan al mundo con la usura. No es solamente racista y conspiranóico, sino que en algunos países como Alemania es un delito grave. 

Y esto era en mi curso, segundo de Bachillerato, donde la selección natural de Darwin filtra el perfil del alumno”

Este breve fragmento de una publicación de Medina explica su experiencia en un instituto de Lanzarote, donde residió algunos meses. Apelar al darvinismo social es volver al s.XIX y al oscurantismo de pseudociencias como la eugenesia. Es xenófobo, racista y islamófobo a partes iguales llegando a decir que “árabes, magrebíes, vestidas con pañuelos que tapaban sus rostros, pioneras en el tema de las mascarillas”. Mezclar tu vomitivo racismo con el tema covid está más allá de lo concebible. 

“Cuando las hordas del progreso y los vientos alisios del LGTBI consigan normalizar la pedofilia, no daréis a basto con las denuncias y declaraciones”

Un clásico de la extrema derecha con el que coquetean movimientos como el Qanon en Estados Unidos o Bolsonaro en Brasil. Las tesis que acusan a las políticas LGTBI de adoctrinar a los niños y empujarlos hacia la pedofilia/homosexalidad/transexualidad son una constante en estos movimientos reaccionarios. En este sentido se alinea más con formaciones políticas que hablan de “chiringuitos LGTBI” pero llevándolo dos o tres pueblos más allá al usar expresiones en sus tuits como “os habéis vuelto maricones”. Deleznable.

“Me defino como fascista porque mi referente en España es Ramiro Ledesma Ramos, fundador de la JONS y del fascismo nacional”

Es lo que explicaba en una entrevista con El Español dejando claro que su referente es un señor que imitó a Hitler incluso en el peinado, no es broma. Lo más preocupante es que además de racista era un antidemócrata radical y exigía la “extirpación del marxismo” así como la “burguesía extranjera”. Un discurso que en el contexto del s.XXI es tan antisistema como absurdo y peligroso, no solamente porque aspira a la autarquía y la pureza racial, sino a un totalitarismo altamente violento y represor. 

“Mussolini se esforzó en enseñar a las mujeres los valores del deporte. La vitalidad, el sacrificio y la constancia eran parte de la educación femenina en el Régimen. Ahora en cambio tener obesidad es maravilloso y feminista. Solo diré que la debilidad es una enfermedad del alma”

Cualquier halago al dictador italiano es horripilante pero además pretender hacer creer que las personas con obesidad son débiles o inferiores es criminal. Esta jerarquización de las personas por el carácter de su espíritu es el mismo que decía que los arios eran superiores a negros, gitanos, judíos e incluso meditarráneos o eslavos y que, por ello, se justificaba que pudieran ejercer su superioridad en una suerte de darvinismo geopolítico. Es el discurso nazi manipulando el concepto del Übermensch de Nietzsche a niveles denigrantes.