En 5 años podrás coger este taxi volador entre Valencia y Barcelona

Una empresa española ha diseñado dos taxis voladores: uno que ya está creado solo podría recorrer 15 quilómetros pero el otro, aún por terminar, podría conectar capitales a cientos kilómetros de distancia.

El coche volador seguramente sea una de las ficciones futuristas que llevamos más tiempo esperando y viendo en producciones de cine y televisión de lo más variopintas. Que si Bola de Dragón, Black Mirror, Regreso al Futuro, Futurama, Blade Runner...Pocas pelis futuristas mantienen el viejo invento de la rueda como elemento indispensable para moverse por la ciudad. Aunque está costando que se haga realidad, al menos en nuestra vida cotidiana, una empresa española de drones asegura que un taxi volador que conecte Barcelona, Valencia y Baleares podría funcionar dentro de solo cinco años. Eso sí, se parecerá más a un drone que a un coche. 

La empresa es española, se llama Umiles y su CEO Carlos Poveda le contó los planes de volar con gente a bordo de ciudad a ciudad a Business Insider poco después de la feria Expotrónica que tuvo lugar recientemente en Madrid. Umiles ya se dedica a fabricar drones de todo tipo -seguridad, entretenimiento, etc- y con este taxi volador podría ir un poco más lejos y llevar a pasajeros. Aunque ya operan con una pequeña flota de aviones ejecutivos, sus nuevos proyectos podrían revolucionar nuestra idea de drones. Además es eléctrico y no contamina

El primer proyecto, más de estar por casa y con un modelo piloto ya construido, se llama New Concept y es un drone construido a su vez por cuatro drones con cuatro motores independientes “un dron de drones” según Poveda, que consiguen que tenga una gran estabilidad. Según Poveda, en él podrían ir una o dos personas en el drone autónomo, sin conductor, y tendría la capacidad de recorrer 15 kilómetros o 15 minutos seguidos. 

Sería, así pues, un taxi volador práctico para moverse dentro de una misma ciudad, lo típico que vas tarde al trabajo y hay mucho atasco o te apetece sobrevolar la ciudad. Pero otro proyecto en desarrollo, llamado Integrity, podría llegar a los 300 kilómetros y llevar hasta cinco personas en un mismo drone. 

Es algo más ambicioso y podría conectar algunas capitales españolas como Palma de Mallorca y Valencia o Palma y Barcelona. Eso sí, como acabe cuajando lo del taxi volador y no sea más bien otro de esos proyectos pilotos que no ven la luz y se quedan en las películas de ficción, habrá que ver cómo se ordena el tráfico aéreo en las ciudades. ¿Os imagináis centenares de drones transportando a gente de un lado a otro? O a lo mejor simplemente nunca se convierte en una opción para la mayoría. Aunque las ganas de ir volando por la ciudad y fliparlo con las vistas existen.