Twitter se llena de gente que denuncia que la crema solar de Mercadona no funciona

Una usuaria muestra las marcas que le ha dejado en la piel una protección solar vendida en este supermercado. Las respuestas y reacciones son varias pero lo que más sorprende es que no ha sido la única persona a la que le ha ocurrido

Junto a una foto de la crema de Mercadona que promete proteger con factor de más de 50, Elisa Monedero, una usuaria de Twitter, comparte las marcas que le ha dejado en la piel. "El pasado martes fui a la playa y me apliqué esta crema de forma generosa por todo el cuerpo (soy muy blanca, así que siempre uso factor 50+ y estoy 'acostumbrada' a las quemaduras). Estuve unas 3 horas como mucho en la playa, después comí, me eché la siesta y cuando desperté me encontré que tenía las piernas súper quemadas. Pensé que habría sido una quemadura más o menos normal por llevar tantos meses sin darme el sol, así que empecé a echarme aftersun y aloe vera a tutiplén", comenta en el hilo la usuaria. Cada verano salta algún tema relacionado con cremas y protectores solares. Es necesario cuidar la piel y por ello compartir las reacciones que puede tener la piel, es necesario.

Ella asegura que después de estar una semana tratándose las quemaduras, las marcas no desaparecían. A partir de esto decidió acudir al médico. Cuando estaba en la consulta el médico le aseguró que había tratado a una mujer con los mismos problemas que, además, había usado la misma crema de Mercadona. Según explica, el doctor le dijo que la crema "provoca fotosensibilización", ¿esto qué quiere decir? Así lo cuenta la usuaria: "Si tú te aplicas la crema y por lo que sea no se extiende bien en X zona, o no se absorbe hace que te quemes muchísimo y podría hacer que no pueda darte más el sol porque si no se te queda ese color de por vida. Me ha dicho que no puede darme más el sol en todo el verano en esa zona, porque si no se va a quedar como un 'tatuaje'. Además de eso, me ha tenido que recetar una pomada con corticoides para ver si consigo escamarme y recuperar mi piel normal".

La cuestión es que su publicación, que cuenta con más de 20.000 retuits y mensajes y más de 19.000 likes, ha generado diversas reacciones. Por un lado están quienes comentan que la usuaria no lo ha hecho bien, otrxs que no creen su versión de los hechos y otrxs que explican que es posible que esto le puede haber generado una reacción alérgica a ella en concreto pero no quiere decir que le suceda a otras personas. Es entonces cuando aparecen más de 20 casos que han comenzado a compartir la misma experiencia de marcas en la piel utilizando la misma crema de dicho supermercado. 

Esto no ha quedado ahí, Mercadona —que es muy activo en Twitter y siempre se ocupa de responder a los usuarios—ha respondido al hilo de la usuaria: "Buenas tardes, Elisa. Sentimos lo ocurrido. Vamos a transmitirlo a los responsables para poder revisarlo, ¿podrías decirnos el número de lote y caducidad del envase si todavía lo conservas? Además, nos gustaría analizar el producto, ¿podrías llevarlo a la tienda para que el responsable pase a recogerlo? En tal caso, necesitaríamos saber a qué tienda irías. Gracias por informarnos de todo y de nuevo, sentimos todo lo que nos has comentado", detallan. 

Entonces, ¿qué ha ocurrido?, ¿es un defecto del lote de esta crema?, ¿deberíamos seguir comprándola?, ¿será una reacción sola o un engaño? Es aquí donde entra la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios que también ha respondido al hilo de la usuaria explicando que iniciarán una investigación sobre este producto: "siempre que notes un efecto no deseado con el uso de un cosmético, te animamos a notificarlo. La cosmetovigilancia nos ayuda a asegurarnos que los cosméticos que usamos son seguros".

La cosmetovigilancia es la actividad destinada a la recogida, evaluación y seguimiento de la información sobre los efectos no deseados observados como consecuencia del uso normal o razonablemente previsible de los productos cosméticos. Los casos del resto de usuarixs son bastante notables, las marcas en la piel se ven graves y todxs aseguran haber utilizado la misma crema. Elisa Monedero, la usuaria en cuestión, ha generado el hilo con el objetivo de advertir desde su experiencia al resto de personas. Ahora quedará por ver cómo se soluciona esto para saber si podemos seguir comprando este tipo de cremas que, aunque sabemos que quizás no protejan igual que una de farmacia, son más accesibles para nuestros bolsillos.

CN