Los porros que te estás fumando tienen el doble de THC que hace una década

El Informe sobre los mercados de drogas de la UE 2019 apunta del aumento del 100% en una década en el contenido de THC en los porros que fumamos

Los porros que se fuman en los parques de cualquier ciudad dormitorio de España ya no son lo que eran, son mejores. La producción local, la elección de mejores cepas y el aumento de la exigencia han provocado que la marihuana y el hachís que se fuma a las puertas del 2020 sea mucho mejor que aquella hierba importada o el hachís culero que se fumaba hace una década. Y esto no lo dice la sabiduría popular sino el Informe sobre los mercados de drogas de la UE 2019. En el mismo se explica que los 11.600 millones de euros empleados por los 24,7 millones de ‘porreros’ de Europa se han empleado, entre otras cosas, en mejorar la calidad del producto y su potencia. 

En concreto, la concentración del principio activo tetrahidrocannabinol (THC) ha pasado del 5% al 10% en el caso de la marihuana y del 8% al 18% en el caso del hachís. Esto se debería tanto al sibaritismo de los productores locales como a una lógica meramente capitalista: cuanto más calidad tenga el producto más querrán pagar por él. Los precios han aumentado un 71% en el caso de la hierba y un 50% en el del hachís.

¿Significa esto que el aumento del THC presente en nuestro porros ha tenido un efecto perjudicial en la salud de los europeos? Pues, depende. Si bien los casos de ingresos en clínicas de desintoxicación por este estupefaciente han aumentado un 76% también es posible achacar el aumento a una mayor conciencia sobre la necesidad de tratar esta adicción. En cuanto al número de consumidores se apunta al crecimiento en España pero no se aportan datos concretos. Eso sí, queda claro que nuestro país continua siendo el referente en cuanto a distribución del hachís se refiere siendo la principal puerta de entrada del hachís marroquí mientras que Albania se erige como el principal productor de marihuana seguida de Bélgica, Irlanda y el Reino Unido.

Por otra parte queda claro que la venta online a través de la deep web ha venido para quedarse y solamente para el informe se localizaron 7.378 ofertas de venta de droga en sitios web con envío a domicilio, siendo España el cuarto posicionado en este tipo de comercio tras Holanda, Reino Unido y Alemania. Superporros cargados de THC hasta las trancas, camellos virtuales, etc… está claro que aunque el mercado de la maría no pare de cambiar, el objetivo siempre será el mismo: pillarse un buen ciego y desconectar. Lo mismo que con el alcohol, la coca, las pastis y cualquier otra sustancia del informe. 

La pregunta obligatoria que deberíamos hacernos es: ¿por qué somos adictos a todo lo que nos haga evadirnos? No importa si los porros colocan más o menos, lo que debería importarnos es por qué los fumamos.