Cómo ponerte al día con las horas de sueño que estás perdiendo

Es duro de aceptar pero necesitarás al menos una semana si hoy dormiste un par de horas menos

El déficit de descanso es uno de los males más habituales en nuestra sociedad hiperestimulante. Estamos tan obsesionadxs con la productividad y el entretenimiento que nos olvidamos de una verdad biológica de la que no podemos desentendernos: que necesitamos dormir entre siete y nueve horas diarias para estar en buenas condiciones físicas, cognitivas y emocionales. De hecho, y como apuntan desde Healthline, la pérdida crónica de sueño aumenta el riesgo de sufrir depresión, estrés, episodios de ira, diabetes o hipertensión. Nada que desees para tu vida. Entonces, ¿puedes recuperar las horas de sueño perdidas?

La respuesta corta, según los expertos de este mismo medio especializado, es que sí: "Si tienes que levantarte temprano para una tarea un viernes y duermes lo suficiente ese sábado, en su mayoría recuperarás el sueño perdido". No obstante, para ponerte verdaderamente al día deberás descansar adecuadamente muchos más días que simplemente el sábado. Para ser más exactos, y según un estudio de 2016 realizado por investigadorxs japonesxs, "se necesitan cuatro días para recuperarse por completo de una hora de sueño perdido", lo que implica que una noche de mínimo descanso puede joderte toda la semana entera.

El organismo cuenta con sus propios mecanismos de compensación, pero no son inmediatos ni sencillos. No puedes simplemente dormir cuatro horas un domingo y esperar que con dormir bien el lunes todo vuelva a cómo debería estar. No funciona así. Sin embargo, y pese a la importancia de la higiene del sueño, está claro que habrá muchos días en tu vida en los que no descansarás como tu cuerpo necesita. Ya sean las obligaciones sociales, las aventuras nocturnas o los episodios de ansiedad, hay muchos factores que te convertirán en un zombie de vez en cuando. Pero existen maneras más efectivas que otras de lidiar con ello.

Entre otras cosas, y en caso de que, por ejemplo, anoche durmieras menos de lo que debes, y te notes hechx un trapo, desde Healthline aconsejan "tomar una siesta energética de unos veinte minutos a primera hora de la tarde". Pero respeta dicha duración. Una siesta mucho más larga en esas condiciones de cansancio podría ser contraproducente y dejarte aún más KO. Por otro lado, y si tienes el fin de semana cerquita, los expertos dan permiso para dormir algo más, pero un máximo de dos horas adicionales respecto a lo que necesitas. Y, por último, no repitas el problema y vete a la cama un poco más temprano esa noche.

Todas estas recomendaciones pueden ayudarte a reducir el tiempo necesario para recuperarte de unas cuantas horas de descanso perdidas, pero no funcionan cuando la pérdida de descanso es crónica. En esos casos no te queda otra que hacer varios cambios sustanciales en tu vida: identificar cuántas horas necesitas para estar en plenas condiciones, irte a dormir quince minutos antes de la hora deseada, dormir un máximo de de horas extras, no consumir mucha cafeína, practicar deporte y, por encima de todo, alejarte de los dispositivo electrónicos dos horas antes de acostarte. Descubrirás lo que significa estar descansadx.