Oír un podcast antes de dormir puede que no sea la mejor opción para descansar

También de la música. Incluso de la que no tiene letra

Una larguísima jornada a tus espaldas. Has cenado, te has cepillado los dientes y te has metido en tu camita para dormir plácidamente. Pero estás un pelín agitadx. En tu mente gobierna cierta inquietud y ansiedad que sospechas que boicoteará tus intentos por quedarte fritx pronto y descansar adecuadamente, así que recurres a un trucazo: ponerte un podcast bien interesante con la esperanza de que te relaje y te ayude a conciliar el sueño. De hecho, lo sueles recomendar mucho: "oye, ponte un podcast para dormir, a mí me funciona". Pero la ciencia dice algo muy diferente: estás saboteando tu descanso.

Te activas más que otra cosa

El motivo es que, según una investigación publicada en la revista especializada Nature, escuchar las historias que cuentan los podcasts activa regiones de tu cerebro como las responsables del procesamiento sensorial, del procesamiento emocional y de la creación de recuerdos. De ninguna de las maneras estás ayudando, con un podcast, y especialmente con uno muy cautivador, a que tu cerebro desconecte de sus tareas. Consigues justo lo contrario: que se active más y más para percibir, comprender, registrar y organizar la información que le llega en ese momento. Tus neuronas trabajan a full. Se excitan.

Y lo mismo ocurre con la música. Si durante el párrafo anterior has estado pensando "pues dejo los podcasts y me pongo unas canciones", olvídalo. Según cuentan desde Magnet, "un estudio reciente, publicado en el Journal of Psychological Science, presentaba una investigación con las experiencias de 199 personas que escuchaban música con frecuencia e informaron tener gusanos musicales en los oídos durante la noche y una peor calidad del sueño". Es decir, que las melodías se repitieron una y otra vez, manteniendo al cerebro mucho más despierto y disminuyendo las horas de descanso reales.

El timo de la música para dormir

"Pues me pongo canciones sin letra". Te resistes, ¿eh? Pues tenemos otra mala noticia para ti. Como explican desde este mismo medio, "es curioso que la música instrumental condujo a una peor calidad del sueño, provocando el doble de gusanos musicales que una canción con letra". ¿Todos esos vídeos de Youtube con títulos como "música para quedarse dormido" o "melodías para relajarse antes de dormir"? Contraproducentes. Un timo. Una propuesta sin ninguna validez científica. Y, desde luego, una trampa en la que cae demasiada gente a causa de la necesidad imperante de consumir estímulos.

Porque es el motivo, en última instancia. Sí, quieres intentar quedarte dormidx sin darle vueltas a la cabeza, pero en el fondo, tras tanta parafernalia, la verdad es que te cuesta abandonar la estimulación cerebral y quieres extenderla lo máximo posible. Incluso hasta ese momento sagrado de cerrar los ojos y apagar sesión. En este sentido, asegura el educador clínico del sueño Lauri Leadley, "la higiene óptima del sueño sería no escuchar nada y permitir que la mente y el cuerpo se relajen de forma natural". Así de simple. Todo lo demás son cuentos. Todo lo demás son zancadillas que te pones a ti mismx.