El motivo por el que jamás deberías pelar estas frutas y verduras

Algunas de ellas contienen más vitaminas con la cáscara y son mejores para el cuerpo

En los supermercados más frecuentados, verdulerías y fruterías de todo nuestro entorno podemos encontrar guantes de plástico para recoger la fruta y la verdura. Este objeto sirve para evitar traspasar todos los gérmenes de nuestras manos hacia la comida. Un hábito necesario pero que, en cierta medida, ha hecho que muchas personas se hayan vuelto maniáticas de las cáscaras: casi todos estos alimentos se pelan. Sucede que esta obsesión por pelarlo todo puede ser la razón de algunas de las carencias nutricionales que existen en la actualidad, principalmente debido a que la piel de estos alimentos es una fuente rica en fibra, minerales y vitaminas, que queda inhabilitada tras llevar a cabo el proceso de hacerla desaparecer.

Y es que al contrario de lo que muchos tienden a pensar, comer estos alimentos no supone un peligro contra la seguridad alimentaria. Al menos así lo afirma la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, aunque es cierto que el producto debe tener una correcta manipulación.

Si le quitas la piel, adiós a sus poderes

Las pieles de estos alimentos son más saludables de lo que creemos: hasta el 31% de la cantidad total de fibra en una verdura, por ejemplo, se encuentra en su piel. Los niveles de antioxidantes pueden llegar a ser hasta 328 veces más altos en las cáscaras de la fruta que en la pulpa y el hecho de consumirla ayuda a reducir el hambre y mantener controlado el apetito. Ahora bien, hay verduras y frutas cuyas cáscaras son muy difíciles de comer o no comestibles: el melón, la naranja, el aguacate, la cebolla, la piña o el plátano, entre otros. Así pues, ¿cuáles son las que podemos consumir y, además, nos benefician?

 

Do your body good! Get the nutrients you need from FRUIT and VEGGIES!

Una publicación compartida de fruitsandveggiesmorematters (@fruitsandveggiesmorematters) el

La berenjena

Su piel contiene un antioxidante que ayuda a reparar el daño celular. Además tiene la capacidad de disminuir los niveles de colesterol en sangre.

La mandarina

La piel áspera y gruesa de la mandarina incluye un compuesto eficaz en la lucha contra el cáncer. Los expertos recomiendan triturar la cáscara para incluirla después en zumos y batidos de frutas.

La patata

El 20% de sus nutrientes está en su piel. Es posible consumirla con cáscara si está hervida, en forma de puré o cocida.

La manzana

Una manzana cruda con piel contiene hasta 332% más vitamina K (la que ayuda a coagular la sangre), 142% más vitamina A, 115% más vitamina C, 20% más calcio y hasta 19% más potasio que una manzana pelada.

La pera

La piel contiene un hidrato de carbono complejo que potencia la saciedad y ralentiza la absorción de azúcares y grasas.

El calabacín y el pepino

Ambos alimentos contienen, en sus pieles, vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes. Un cúmulo de nutrientes que mejora la salud y fomenta la pérdida de peso.

Los beneficios que existen para la salud son mayores pero es muy importante realizar una limpieza exhaustiva de las verduras y frutas que se consumirán con piel ya que La presencia de químicos, pesticidas, virus o bacterias en productos de huerta o frutal es una preocupación en el consumidor. Antes de consumirla, con mucha agua y un buen frotado o cepillado con agua caliente o algún producto especial podrás adentrarte en el camino de ser casi un crudivegano.