Todo lo que puede mejorar tu vida si practicas este simple gesto

El estudio demuestra que pequeñas dosis de agradecimiento producen una gran sensación de positividad

Desde que somos pequeños nos vienen enseñando cómo, día tras día, hay que implantar en nuestro vocabulario cotidiano las palabras ‘por favor’ y ‘gracias’. A veces vamos aprendiendo que, además de expresarlas, es necesario demostrarlas. Porque los hechos son más importantes que las palabras y no hace falta programar una velada para mostrar agradecimiento, es más los pequeños gestos pueden generar “grandes dosis de positividad en las dos partes involucradas. Ambas se benefician del gesto”, al menos así lo explica un estudio publicado en ScienceDaily.

Las formas pequeñas pero a la vez directas de mostrar agradecimiento son las más eficaces. Clarissa Silva, asesora de relaciones y experta en comportamiento, explica que “es muy necesario dar las gracias a todas las personas con las que nos cruzamos cada día y que nos hacen la vida más fácil (conductores, mensajeros, camareros…)” y puntualiza: “Hay que detenerse y darles las gracias de verdad, con conciencia y gratitud sincera”. Este gesto no solo hará sentir bien a la persona que lo recibe sino también a aquella que lo expresa.

El estudio defiende que, aunque es muy importante agradecer a las personas con las que compartimos el día a día, también es esencial agradecer de forma interna todas las cosas buenas que nos ocurren en la vida. Hay situaciones donde parece que no hay felicidad o que los obstáculos impiden que vivamos al cien por cien alegres pero siempre habrá algo, por muy pequeño que sea, por lo que dar las gracias. Escribir una lista de puntos por los que damos las gracias o llevarlo en un diario nos hará valorar lo que tenemos y mantendrá nuestro ánimo elevado. Cuanto antes empecemos muchos mejor para todos.