El máximo que podría llegar a vivir un ser humano según la ciencia

Podría ser el comienzo de un nuevo tiempo en el que a la humanidad le sobrará el tiempo para vivir

Seguro que lo has pensado. Seguro que has imaginado que, si todo va bien, llegarás a vivir unos 80, 90 o incluso 100 años. Aunque también podrías haber pensado: “¿Qué voy a hacer tanto tiempo? ¿No llegaré a aburrirme?”. Todo podría ser. Podrías no cansarte nunca de jugar al Fortnite con tus nietos o podrías aborrecer rápido las series del futuro, todas sobre humanos que han dejado de ser humanos y ya solo se relacionan con ellos mismos. Sea lo que sea, es importante saber que un nuevo estudio, publicado en Nature Communications, revela que podríamos vivir más tiempo de lo biológicamente posible: 150 años.

Se trata de una investigación, basada en cómo va deteriorándose nuestro cuerpo con los años, que se hizo analizando la información del recuento de células sanguíneas de más de medio millón de personas de Reino Unido, Estados Unidos y Rusia y, al mismo tiempo, midiendo la disminución de la aptitud física en 4.532 personas (casi nada). Fue entonces cuando sus investigadores desarrollaron el indicador del estado dinámico del organismo (DOSI en inglés): una nueva forma de interpretar las fluctuaciones de diferentes células sanguíneas que lo ha cambiado todo.

Y no lo ha cambiado todo porque indica que nos convertiremos en vampiros súper viejos muy cansados de vivir chupando sangre, sino porque es capaz de mostrar cuándo perderemos por completo nuestra capacidad de recuperarnos de lesiones o enfermedades. Y la verdad es que los hallazgos de DOSI podrían ser bastante prometedores para parte de la población. Como señalaron los responsables del estudio: "La extrapolación de esta tendencia sugirió que el tiempo de recuperación de DOSI y la varianza divergirían simultáneamente en un punto crítico de 120-150 años, lo que corresponde a una pérdida completa de resiliencia". Eso quiere decir que si no caemos enfermos, evitamos o sobrevivimos a desastres naturales y esquivamos posibles asesinatos de agentes secretos de países desconocidos con mucho tiempo que perder, entre otros, podríamos vivir entre 120 y 150 años (Nada mal, eh).

Ahora es cuando empiezas a cantar de alegría la canción ‘I Will Survive’ a tope de volumen o estallas a gritar de desesperación porque crees que vivir tanto está sobrevalorado, pero calma. Aún hay que ver cómo avanzan estos hallazgos. Lo que sí se sabe seguro es que coinciden con investigaciones previas que subrayan que una vida máxima útil es de entre 120 y 140 años (aunque a base de conjeturas y estimaciones) y, además, sabemos que lo más lejos que ha llegado alguien hasta la fecha son 122 años y 164 días (la francesa Jeanne Calment). Una edad que, sin embargo, sería difícil superar sin unos cambios bastante radicales en nuestros cuerpos a nivel fundamental, también de acuerdo con el nuevo estudio.

Pero bueno, quedémonos con la buena noticia de que, quizás, podríamos llegar a ser mucho más longevos de lo que siempre habíamos pensado. Y también quedémonos con los grandes beneficios que parece que puede aportar este hallazgo. Según añadieron los investigadores, podría servir en el futuro para tratar enfermedades o dolencias sin perjudicar la resistencia biológica y, a lo mejor, para extender de verdad nuestra vida útil. Vaya, que este podría ser el comienzo de un nuevo tiempo en el que a la humanidad le sobrará tiempo para vivir.