Una inyección en los testículos podría acabar con la pastilla anticonceptiva

Está siendo desarrollada en India y los científicos a cargo del proyecto aseguran "13 años de efectividad y que puede ser lanzada en seis meses"

Cuando hablamos de anticonceptivos pensamos o bien en el condón o bien en pastillas y otros métodos que deben usar las mujeres. En parte, porque existe la creencia implícita de que son las mujeres quienes deben llevar el peso de evitar el embarazo. Por eso, la mayoría de métodos son para ellas. Pero, por supuesto, hay una alternativa masculina, la vasectomía (que es segura, rápida y reversible y con la que que no todo el mundo está de acuerdo porque requiere pasar por quirófano).

Pero esta mentalidad está cambiando. Sabemos que los hombres deberían tener el mismo peso en el proceso anticonceptivo y por eso están surgiendo nuevos métodos, como la inyección que el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR, por sus siglas en inglés) ha desarrollado, cuyo líquido se inyecta directamente en los testículos (tras poner anestesia local en la zona) y con una efectividad que ronda los 13 años. “Es el futuro de las vasectomías”, explican los farmacéuticos a cargo del proyecto.

El experimento, según explica el diario indio Hindustan Times, ha sido probado en 300 hombres con una tasa de éxito del 97% y prácticamente sin efectos secundarios. Así pues, han dado por finalizados los ensayos clínicos y creen que ya estaría listo para ser comercializada. Sin embargo, todavía tiene que pasar los filtros de la Agencia de Control de Medicamentos de India (DCGI, por sus siglas en inglés), un proceso que se calcula que ocupará “más o menos seis meses” y que velará por la calidad y rigor del producto y sus métodos de elaboración.

La ICMR se muestra muy satisfecha con el resultado y cree que será una pequeña revolución, lo primero, porque ayudará a reducir el peso que cargan las mujeres ante los métodos anticonceptivos (en India, el 36% de las mujeres usan métodos anticonceptivos que son muy agresivos contra el 0.3% de los hombres que se ha sometido a una vasectomía). Lo segundo, porque en un país en el que solo el 53.5% de las parejas usa métodos anticonceptivos, tener esta opción que solo requiere una inyección cada 13 años, puede hacer que familias que no tienen recursos para permitirse condones de forma asidua no se vean expuestos a embarazos no deseados.

Esta inyección no es el único método para hombres que está ahora mismo en el laboratorio bajo investigación. Como informábamos a principios de año, la pastilla anticonceptiva para hombres es casi una realidad porque acababa de superar las primeras pruebas, aunque probablemente no será lanzada hasta dentro de diez años, ya que tiene que pasar más controles: píldoras similares tenían muchos efectos secundarios y no se ha logrado comercializar.