Si el deporte te da pereza, esto es lo que tendrías que caminar

El consejo de caminar 10.000 pasos al día funciona y te permiten mantener tu discurso de hater del deporte

 

Tu mejor amiga está como loca con la escalada y tu hermano hace años que le da al crossfit. Tu pareja se levanta pronto por las mañanas para correr y a veces te toca acompañar a tu sobrina al partido de baloncesto. Estás rodeadx, todo el mundo hace deporte, pero es que a ti te da una pereza enorme. Desde siempre. Odias los looks de boxeador y de runner y hasta las colas en el Decathlon. Pero tampoco quieres morir joven y crees en la ciencia, así que quieres cuidarte un poco. ¿La solución? Caminar cada día. 

A estas alturas del campeonato, eres un ser estigmatizado por la sociedad, un antideporte. “No corro a ningún lado, estoy atrofiado / mi barriga aumenta más y más / Yo no tengo chándal, solo carne blanda / no me vas a levantar jamás”, cantaba la canción Antideporte, del grupo de punk de DDT en 2014. Han pasado siete años y la canción tiene 3.000 visualizaciones. El vídeo ‘Cardio 30 minutos para adelgazar rápido’ de Patry Jordan, 8 millones. Queda claro quién ha ganado esta guerra cultural y no eres tú. Así que te toca levantarte del sillón

Pero tu dignidad antideporte se puede mantener si caminas a paso normal, sin llegar a correr ni a la marcha, por supuesto, que ya empezaría a requerir modelitos de tiendas deportivas, colores dudosos y maloliente sudor. Vestido de casual y con un calzado cómodo, sin estridencias y con un podcast en los oídos o incluso aprovechando para hacer aquella llamada de teléfono pendiente y sin echar el pulmón por la boca en ningún momento, caminar es tu solución para hacer ejercicio sin hacer deporte

Vayamos a los detalles: los expertos y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan una media de 10.000 pasos al día.  ¿Pero qué significa esto en kilómetros o en minutos? Pues depende. Depende de variables como tu zancada o tu ritmo. Las aplicaciones móviles lo calculan con bastante exactitud, ahorrándote ese cálculo, pero si eres un fanático de los datos puedes multiplicar por 0,415 tu estatura si eres un hombre o 0,413 si eres una mujer para saber lo que mide tu zancada media. Si multiplicas esta cifra por 10.000, ya tienes los kilómetros que tienes que andar, según explica en este artículo el diario Público

En cualquier caso, el cálculo del Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM) para considerar caminar como un ejercicio aeróbico lo sitúa en 100 minutos a un ritmo de 5 km/h, según explica El Mundo Deportivo, que cita otros estudios que afirman que, de todos modos, los beneficios empiezan mucho antes alcanzar a esta cifra. O sea, que si te da palo llegar a los 10.000, que la alternativa no sea quedarte en casa. 

Hay también consejos sobre cómo caminar para hacerlo correctamente, pero no te preocupes que conocer la mejor técnica no te convertirá en un deportista ni tiene la misma dificultad que una burpee. Un artículo del diario ABC explica que hacerlo a ritmo elevado, como si fueras a pillar el bus, aumenta la quema de calorías, y en lo que respecta a la postura, espalda recta, talón al pie primero, brazos balanceándose con el peso libremente y barbilla en alto, que no se note que te da un perezote máximo. 

Si crees que no puedes sacar 100 minutos al día de ninguna de las maneras, prueba a ver si hay alguna parte de tu trayecto al trabajo que puedes hacer a pie o alarga un poco, en tiempo y en distancia, esas salidas con tu perro y ya de paso lo alegras un poco, que la cara de pena que te pone es porque él sí que tiene ganas de hacer algo más de ejercicio. Aprovecha para andar por la casa cuando tengas que hablar por teléfono, elige siempre escaleras, date alguna vuelta extra para airearte, en definitiva...mueve un poco el culo.