Todas las cosas buenas que ocurren en tu cerebro con la menstruación

Más allá del dolor de ovarios y de los tópicos patriarcales, la regla tiene muchos efectos positivos en el cerebro de las mujeres que deben recordarse

“Está antipática, seguro que tiene la regla”, una frase que todas hemos oído de la boca del machito de turno. Aunque parezca un comentario de cuñado sin fundamento, es cierto que algunas mujeres se sienten irritables o ansiosas durante su periodo. Pero esta no es la norma general. ¡Al contrario! Se disparan muchos efectos positivos en nuestro cerebro gracias a la regla.

Una de las ventajas del ciclo menstrual es que permite una mejor resolución de problemas. Como detalla Markus Hausmann, neurocientífico de la Universidad de Durham, a la BBC: “todos tenemos tendencia a usar un lado u otro del cerebro. Las personas que usan más el hemisferio izquierdo resuelven los problemas de una forma más lógica, mientras que los que se basan en el derecho apuestan por procesos más holísticos de respuesta”.

Resultado de imagen de menstruation gif

Con la menstruación (y la fluctuación de hormonas, el estrógeno y la progesterona), las mujeres tendemos a usar con una extrema versatilidad ambos lados del cerebro. Por eso, creamos muchas estrategias (y más variadas) de resolución de problemas, lo cual nos proporciona una mayor competitividad profesional y más inteligencia en las relaciones personales.

Como explica la divulgadora científica Zaria Gorvett, también hay habilidades específicas que están determinadas por el periodo. Justo después de tenerlo, mejora la capacidad espacial (es decir, rendirás más en el gimnasio) y tres semanas más tarde aumenta la memoria subconsciente (la de los ‘pequeños detalles’), somos mejores comunicadoras y podemos detectar con facilidad cuándo otra persona tiene miedo. E incluso si quieres dejar de fumar, un estudio publicado en el Journal of Women's Health determina que, por la situación hormonal del cuerpo, el mejor momento para hacerlo es en la fase de preovulación.

La respuesta a estos cambios en las habilidades es porque justo después del periodo, cuando el estrógeno y la progesterona están en niveles altos, las actividades que evolutivamente se han desarrollado más en mujeres (es decir la comunicación o la memoria) se nos dan mejor. Sin embargo, cuando tenemos pocas hormonas femeninas en nuestro organismo tenemos más facilidades para llevar a cabo actividades que Gorvett califica como “evolutivamente masculinas”, en especial la comprensión del espacio.

Resultado de imagen de menstruation gif

Históricamente la menstruación ha sido construida por el patriarcado como algo negativo, por eso muchas de estas ventajas biológicas no se han investigado demasiado. Ya lo dice Gorvett, siempre que se ha estudiado el cuerpo de la mujer es para diferenciarlo del hombre y para entender aquellas cosas que a él le interesaban. Gracias a los estudios menstruales que se iniciaron en la segunda mitad del siglo XX, se están rompiendo muchos de los tabúes y se está empoderando a las mujeres. Para concluir, añadimos la reflexión final de Gorvett: “la próxima vez que alguien te llame hormonal, dile que sí – porque no es algo malo”.