La clave de la vacuna contra el coronavirus podría estar en los gatos

Estos felinos pueden contagiar a otros animales de su misma especie pero se ha demostrado que generan anticuerpos y, por tanto, una resistencia al virus

La vacuna contra el coronavirus está constantemente sobre la mesa. Seguimos de cerca las noticias para saber cuándo será el día en el que por fin salga la verdadera solución a este virus que nos hace permanecer separados, con mascarillas y lavándonos las manos constantemente. Mantenemos la esperanza de volver a la normalidad que conocíamos, con reuniones grandes, fiestas, discotecas y conociendo a nuevas personas sin el miedo que ahora nos acompaña. Hay muchas fórmulas que parecen ser las decisivas: experimentos y pruebas nos mantienen en vilo. Parece ser que, ahora, en el mundo animal podría haber una respuesta. Concretamente entre los felinos, ya que se ha probado que los gatos —entre los que ha habido casos de contagio— generan anticuerpos y, por tanto, tienen una respuesta inmune ante los casos de Covid-19.

Fue el pasado 8 de mayo cuando se conoció el primer caso documentado en España de un gato que había contraído la enfermedad. Como explican desde National Geographic, el felino contagiado “tenía cuatro años de edad y convivía con una familia de Badalona que había contraído el virus”. La familia llevó al gato al veterinario donde falleció a causa de una cardiopatía grave, “al practicarle la necropsia, se detectó la presencia de SARS-COV2, con lo que se concluyó que el nuevo coronavirus pudo haber sido la causa de la muerte de la mascota”, explican desde esta misma publicación. 

Después de este caso empezaron las investigaciones más profundas. Se comenzó a trabajar conjuntamente para recabar más información acerca de la infección en felinos. Las pruebas y los experimentos, queremos recalcar, no hacen sufrir a estos animales, ya que se analizan las muestras sanguíneas. En estas extracciones se observó que la carga viral de este gato y otros felinos infectados era más bien baja, incluso residual, lo que hacía muy complicado que este gato hubiera fallecido a causa del coronavirus. Y esto no fue lo único que descubrieron, ya que también se dieron cuenta que los felinos habían desarrollado anticuerpos neutralizantes de manera natural lo que demostraría que tienen un alto potencial para bloquear el virus.

España no es el único lugar que ha profundizado dentro de estas investigaciones con mascotas. En la Escuela de Medicina del Hospital Monte Sinaí de Nueva York analizaron muestras sanguíneas de gatos y perros y desvelaron que concretamente los felinos son susceptibles a la infección pero es muy poco probable que la desarrollen tanto que llegue a ser una enfermedad clínica. Esto no es lo único, como explica el estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS), los anticuerpos que los gatos generan evitan que exista una reinserción. Los perros, por su parte, no solo generan los mismos anticuerpos sino que, además, no contagian a otros seres vivos. Esta conclusión no está del todo cerrada ya que el hecho de no haya casos, no implica que no puedan existir en un futuro. 

En conclusión, falta camino por recorrer que requiere que se hagan pruebas más generalizadas a mascotas. A primera vista parece ser que la información recogida sobre la resistencia a este virus por parte de estos animales podría ser relevante a la hora de crear una vacuna y, como explican los científicos, debería tenerse en cuenta como opción importante.