La primera vacuna contra el coronavirus ya ha funcionado en humanos

Las buenas noticias estos días llegan con cuentagotas. Sin pasarnos de optimistas, tenemos que reconocer que este es un muy buen avance

Después de dos meses conviviendo con el coronavirus sabemos que solo hay dos opciones: la inmunidad de grupo (que se contagie tanta gente que el virus no encuentre cómo pasar de un cuerpo a otro y acabe muriendo) y la vacuna, la ansiada vacuna. Está claro que esta segunda va a tardar, por los mismos protocolos de la comunidad científica que obligan a hacer tropecientos ensayos antes de dar una solución por buena. Pero esta semana hemos recibido una buena noticia que no tendríamos que pasar por alto. La primera vacuna contra la Covid-19 ha sido testeada en humanos y ya ha dado resultados positivos. La experimentación está en una fase inicial, pero va por buen camino.

La empresa que ha desarrollado esta vacuna es la farmacéutica estadounidense Moderna y ha asegurado que el primer estudio con 45 pacientes ha dado un resultado "positivo". Ahora, la segunda fase del desarrollo de la vacuna se ampliará a otros 600 pacientes, según informa EFE. Si todo sigue por donde va, la vacuna podría empezar a usarse en Estados Unidos a finales de este año y en el resto del mundo a principios del que viene. Es decir, todo según las previsiones de los analistas que decían que "la vacuna tardará al menos un año".

El temor ahora es que haya un repunte de los casos durante la desescalada, especialmente porque ningún país ha logrado la famosa inmunidad de grupo. En España solo se ha contagiado un 5% de la población, según los primeros resultados del estudio de seroprevalencia que ha hecho el gobierno. La inmunidad de grupo se consigue con el 60%. Así que nada, toca tener paciencia y mantener la distancia de seguridad.

Moderna, con sede en Cambridge (Massachusetts, Estados Unidos) es una de las ocho firmas a nivel global que están desarrollando ensayos clínicos en humanos de una vacuna contra el nuevo coronavirus, según explica EFE. Esta experimentación (desarrollado en colaboración con el gobierno estadounidense) consiste en generar una tecnología propia para generar la inmunidad. La vacuna "da al cuerpo instrucciones genéticas contra el virus (y) debe provocar una respuesta inmunitaria tan potente como la de los pacientes que han superado la enfermedad gracias a anticuerpos neutralizantes", afirma el artículo.

Por cierto, la farmacéutica ha utilizado este anuncio para avisar de que ha puesto a la venta acciones. Buscan 1.250 millones de dólares para desarrollar la vacuna y todo el mundo sabe lo que significará tener acciones en la empresa que dé con la ansiada vacuna contra el coronavirus. Prueba de ello es que después de este anuncio, Moderna ha subido casi un 20% en bolsa y en los últimos tres meses su valor se ha multiplicado por 340%. Esperemos que, pase lo que pase, la vacuna esté lista lo antes posible y su puesta en producción y comercialización no se convierta en el mayor caso de especulación de la historia. No solamente sería un drama para los millones de personas que no podrían pagársela, sino que sería un fracaso moral para toda la humanidad. 

CN