Buenas noticias: masturbarte ayuda a tu cuerpo a protegerte durante la cuarentena

Diversos estudios científicos han demostrado que la masturbación reduce los niveles cortisol y aumenta el número de glóbulos blancos

De toda la vida de Dios, cuando alguien se aburre en casa y no sabe qué hacer, un buen pajote siempre ha sido una opción muy recurrida. Es rápido, da gustito y te deja bien. Desde que empezó la cuarentena hace menos de una semana (sí, todavía no hemos pasado ni una semana) los Satisfyers de muchas están que echan humo y los callos en las manos de muchos no paran de crecer aunque ya no pisen el gimnasio. Los pajotes van que vuelan y más aún desde que PornHub ha liberado su contenido premium para alegría de los genitales ibéricos e italianos. 

Si eres de lxs que se están matando a pajas tenemos una buena noticia: la masturbación puede volverte más resistente a las infecciones líricas y bacterianas. Vamos, que darte alegría ayuda a mantener el coronavirus a raya. La explicación a este fenómeno es que durante el acto de masturbación tu cuerpo se inunda de dopamina y oxitocina. Esto produce una bajada del cortisol, la llamada hormona del estrés, y con ello una reducción de la ansiedad y el miedo que te produce la avalancha de noticias negativas sobre el coronavirus.

Y esto, en definitiva, se traduce en un reforzamiento del sistema inmune ya que los altos niveles de cortisol inciden negativamente en tus defensas. Como explican en un artículo de Xataka un estudio realizado por el Departamento de Psicología Médica de la Clínica Universitaria de Essen demostró que la masturbación produce un aumento significativo del número de glóbulos blancos en la sangre, es decir, mejora la respuesta inmune de nuestro organismo frente a la irrupción de virus o bacterias.

Sin embargo, esto no quiere decir que obsesionarte con el sexo vaya a convertirte en alguien más resistente. En realidad, tener una vida sexual plena a través de la masturbación (el único recurso de muchxs durante el confinamiento) es solo una parte más para mantener nuestras defensas por todo lo alto. Dormir bien, intentar exponerse a la luz solar para reforzar la producción natural de vitamina D, tener una dieta equilibrada y establecer una rutina de ejercicios diaria son igualmente claves para reforzarnos de cara a evitar un eventual contagio.

Y más importante todavía: masturbarse únicamente con el estímulo de un vibrador o a través del porno no son una opción adecuada. Es importante que no dejemos a los estímulos externos la responsabilidad de generarnos la excitación. Utiliza tu imaginación, tómate tu tiempo, explora tu cuerpo y relájate. La masturbación plena es una ejercicio maravilloso y se merece que te impliques más allá de la búsqueda del orgasmo rápido. Solo así el beneficio será completo. Escucha a tu cuerpo, establece una conexión con él y vivirás una vida más sana aunque estés confinadx.