Estos alimentos pueden ayudarte a concentrarte mucho mejor

Cuando sabes lo que te produce la comida que consumes, quizás puedas cambiar y mejorar los hábitos para que te influyan en tu vida personal de la mejor manera

Muchas veces hemos hablado de los diferentes beneficios que tiene una buena alimentación. No solo hemos recalcado todo lo positivo dentro del plano físico sino también en el emocional. Es fácil darse cuenta, si piensas en algún ejemplo lo verás. Seguramente te ha pasado, después de comer la denominada comida basura, que sientes agotamiento o pesadez, bajan las ganas y solo te apetece estar tumbadx en el sofá o en la cama. Está claro que la comida nos genera cosas buenas y malas. Nuestra alimentación influye en nuestro rendimiento, así que una buena alimentación podría, incluso, ayudarnos a tener una mayor concentración, hay ciertos alimentos que lo hacen posible, ya que se encargan de que descansemos mejor y ganemos en vitalidad, aumentando las ganas de crear, de estar y de compartir.

Pescado y frutos secos

Los pescados azules, como ya se sabe, tienen omega 3, se trata de un pescado que puede mejorar la concentración porque potencia el sistema nervioso central y tienen propiedades antiinflamatorias, un buen ejemplo sería el salmón. En cuanto a los frutos secos son geniales para comer entre horas (por ejemplo cuando estás trabajando o estudiando). Las semillas de girasol o aquellos frutos que sean ricos en vitamina E (avellanas o almendras) te ayudarán a potenciar la memoria y a concentrarte mejor.

Azúcar no

Existe la creencia de que el azúcar es bueno para el cerebro. En esta afirmación hay trampa. El azúcar blando procesado (vaya, el de toda la vida) es el que no es sano. Eso sí, si hablamos de glucosa estamos en lo ciertos, la glucosa es la fuente principal de energía para el cerebro para funcionar. No hay que comer dulces, hay que elegir frutas o verduras, como por ejemplo plátano o patata. Así que pasa de los croissants y obtén la glucosa de los hidratos de carbono.

Café

Aquí entramos en cierto terreno pantanoso, hay infinidades de artículos a favor y en contra del café, la respuesta (como casi todo) está en las dosis que tomes. En dosis moderadas aumentaría la concentración pero si nos pasamos estaremos más alteradxs, más nerviosxs… En este caso seria contraproducente. Lo mismo ocurre con las bebidas energéticas que, por cierto, se usan muchísimo para momentos de estrés cuando parece que no llegas a todo. Estas bebidas tienen enormes cantidades de azúcar, su abuso podría ir haciéndonos tolerantes y que sea un problema a la larga. Para tener una alternativa podemos pasarnos a las infusiones que son mucho más sanas y puedes encontrar de varios sabores diferentes.