8 alimentos para alejar el insomnio de tu vida

Ojos como platos. Vueltas en la cabeza. Pensamientos en bucle. La dieta puede ayudarte a combatirlo

Llevamos más de dos años hablando del coronavirus, una de las pandemias más importantes de la historia reciente. Y no es para menos: ha conseguido poner en jaque a la humanidad. Sin embargo, no es la única que amenaza tu seguridad y tu felicidad. Una muy importante, pero que no recibe los focos que debería, es la pandemia del insomnio. En concreto, y según apuntan desde el medio británico The Independent, "una de cada tres personas adultas en el mundo sufre insomnio, es decir, dificultad para conciliar el sueño o para quedarse dormidx el tiempo necesario para recuperar la energía perdida". Por suerte, la dieta puede ayudarte.

Porque existen ocho alimentos especialmente recomendados para combatir el insomnio. El primero de ellos son los huevos. Según cuentan desde este mismo medio, "los huevos contienen grandes cantidades de vitamina D, esenciales para promover el sueño de manera natural". Además, recuerda que, como descubrieron en una investigación reciente, puedes comer hasta tres huevos diarios sin problemas. Quizás combinándolos con un poquito de pavo. Al parecer, "la carne de esta ave es rica en una sustancia conocida como triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, la cual te ayuda a conciliar el sueño".

Combina leche, huevos y nueces

En tercer lugar, y nuevamente dentro de los alimentos de origen animal, está la leche calentita. No, no es una leyenda popular promovida por lxs abuelxs: es un hecho científico que se comprende mucho mejor cuando se tiene en cuenta que la leche contiene tanto vitamina D como triptófano. Por si fuera poco, que esté caliente obliga al organismo a dedicar recursos para enfriarla, lo que supone un gasto energético que provoca sueño. ¿Pero y si eres veganx? ¿Estás condenadx a permanecer con los ojos como platos hasta las dos de la mañana aunque te acuestes a las diez de la noche? No. Tú también tienes soluciones a mano.

Como las nueces, una fuente natural de melatonina, la hormona responsable de la somnolencia. Y no son las únicas. Las cerezas, ya sea de manera natural o en forma de jugo, también te proporcionan buenas dosis de esta sustancia. Las nueces de la India, sin embargo, son buenas aliadas para tu descanso debido a su altísimo contenido en magnesio. Como indican desde The Independent, "muchas personas que tienen deficiencia de este mineral tienen problemas para dormir". Unos problemas que desembocan en somnolencia diurna, carencia de energía, irritabilidad, ansiedad y mayor probabilidad de padecer depresión.

Infusión caliente y a dormir

Así que tienes que aprovechar todos los alimentos beneficiosos a tu disposición. Además de todos los mencionados, existen otros dos que puedes añadir a tu lista. Por un lado, las zanahorias, las cuales son muy útiles debido a su alto contenido en "una sustancia llamada betacaroteno que induce al sueño". Y por otro lado, el té de manzanilla, una infusión excelente para aliviar los malestares estomacales de la digestión, calmar el estrés y aliviar los síntomas de la ansiedad, tres circunstancias habituales que entorpecen el acto de dormirse. Aunque te parezca raro, una vida sin dar vueltas en la cama es posible.