8 alimentos que están empeorando tu salud física y mental sin que lo sepas

 Spoiler poco sorprendente: todos ellos pertenecen al cajón de los ultraprocesados

Los índices de trastornos de la salud mental, especialmente aquellos relacionados con la ansiedad y con la depresión, parecen haberse disparado en los últimos tiempos. Y decimos "parece" porque nunca podremos saber si efectivamente en el pasado había menos casos o simplemente una capacidad menor de diagnóstico. En cualquier caso, está claro que el estilo de vida contemporáneo, cada vez más alejado de la naturaleza, debe tener algún impacto en tu vida. Es inevitable. Y eso incluye el consumo de alimentos ultraprocesados.

Ojo con los ultraprocesados

Porque sí: no es una suposición planteada por personas que odian el progreso tecnológico y abogan por regresar a las cuevas. Es un hecho que quedó demostrado recientemente a través de una serie de investigaciones del sistema de salud estadounidense. En concreto, y como explica en Psychology Today la nutricionista Susan McQuillan, lxs científicxs "descubrieron que los alimentos ultraprocesados son los peores infractores" cuando se trata de contribuir a la mala salud mental. Y sin embargo, forman parte de tu dieta. Quizá incluso a diario.

Los que son especialmente dañinos

De todos ellos, hay ocho que McQuillan señala como especialmente culpables, ya sea por la frecuencia con la que suelen consumirse o por la intensidad con la que afectan a tu salud psicológica: las bebidas azucaradas, los productos cárnicos reconstituidos, los snacks envasados, las patatas fritas, los cereales de desayuno, las galletas, los pasteles y el pan de molde. Alimentos todos ellos con muy pocos nutrientes esenciales y repletos de aditivos, saborizantes, colorantes y otras sustancias muy poco naturales. La clásica comida basura.

Más específicamente, indica esta especialista, "los investigadores recopilaron datos de los participantes para medir tres síntomas de salud mental específicos: depresión leve general, número de días de ansiedad y número de días mentalmente insalubres". Y en todos ellos sales perdiendo si te alimentas demasiado de comida ultraprocesada. Tendrás más probabilidades de experimentar depresiones leves, de tener episodios de ansiedad durante tus días y de tener épocas mentalmente insalubres. La pregunta es: ¿cómo es esto posible?

Tu cerebro podría verse alterado

La comunidad científica apenas ha comenzado a investigarlo. Sin embargo, ya hay algunos estudios que muestran el camino. En palabras de McQuillan, "investigaciones anteriores han encontrado que los aditivos alimentarios utilizados en los alimentos ultraprocesados, como los edulcorantes o los emulsionantes artificiales, están relacionados con cambios en el cerebro, aumento de la inflamación y alteración del metabolismo". Además, con mucha comida basura terminas desplazando a los alimentos saludables, que contienen las moléculas claves para el buen funcionamiento de tu cerebro. Y este lo es todo. Absolutamente todo. Así que más te vale mimarlo.