6 hábitos que están destrozando tu sistema inmune aunque seas joven

Fortalecer el sistema inmune es importante, pero primero habrá que eliminar todo aquello que te perjudica sin que lo sepas

Disponer de un sistema inmunológico potente siempre viene bien para protegerse de las infecciones. Y más ahora que nos encontramos asediados por el coronavirus. Por supuesto, existen algunos factores que no está en nuestras manos controlar. El más evidente de todos ellos es la edad, que reduce poco a poco la capacidad inmune de nuestro organismo, como bien muestran las estadísticas de casos graves y de fallecimientos por Covid-19. Esa ingobernabilidad sobre algunos factores hace que sea aún más importante centrar esfuerzos en los factores sobre los que sí tenemos algo que decir. ¿Pero cuáles son exactamente?

Especialistas de la Harvard T.H Chan School of Public Health acaban de publicar una guía en la que apuntan al menos seis hábitos cotidianos que pueden deprimir nuestro sistema inmunológico. Y el primero de ellos es comer muchos alimentos procesados. Después de todo, y como explican desde Eat This, medio experto en alimentación saludable que se hace eco de la guía, los alimentos procesados "tienen un alto contenido de grasas saturadas y/o azúcares añadidos y consumirlos en exceso puede provocar una inflamación crónica en el cuerpo, lo que puede afectar al sistema inmunológico" de manera negativa.

El segundo de los hábitos nocivos para el sistema inmune es una mala calidad del sueño. El motivo exacto es que "mientras dormimos se libera una citocina (una molécula crucial para la función inmunológica) que ayuda a combatir las infecciones". Por esto es tan importante dormir entre siete y nueve horas cada noche, y hacerlo además en un ambiente relajado. Esto último va por los móviles, a los cuales estamos enganchados minutos antes de acostarnos. Como descubrimos en nuestro experimento de estar una semana sin mirar el móvil antes de ir a dormir, podemos ganar mucha higiene de sueño y salud evitando ese mal hábito.

Por supuesto, en esta lista de hábitos cotidianos que nos hacen más susceptibles y débiles a las infecciones no podían faltar el alcohol y el tabaco. En lo que respecte al primero, dicen los expertos de Harvard, "puede dañar o suprimir la actividad normal de las células inmunes", mientras que el segundo "puede dañar el sistema inmunológico y hacerlo menos exitoso en la lucha contra las enfermedades", además de "comprometer su equilibrio, aumentando el riesgo de varios trastornos autoinmunes". En general, ya lo sabemos todos, los beneficios para la salud de reducir la cantidad de alcohol y de abandonar el tabaco son inmensos

Los dos últimos factores son también factores multiperniciosos para nuestra salud, por lo que viene bien no alimentarlos más allá de lo que le hacen a nuestro sistema inmune. Por un lado, los niveles muy elevados de estrés. Al fin y al cabo, "libera la hormona cortisol que puede suprimir la inflamación necesaria para activar las células inmunitarias y, como señalan los expertos de Harvard, la acción de los glóbulos blancos". Por otro lado el sobrepeso, ya "que el tejido adiposo produce adipocitocinas que pueden promover procesos inflamatorios", explican los expertos de Eat This. Cuida tu sistema inmune y él cuidará de ti.