5 recetas sanas y rápidas para ser la envidia del que lleva un tupper con una triste ensalada

No queríamos ser nosotros los que te lo dijéramos pero sí: se está acabando el verano y, lo que es peor, las vacaciones. Aunque puede que seas de los afortunados que tengan vacaciones en septiembre, el caso es que para muchos se acerca el temido momento de volver de nuevo a la oficina o la universidad. Y eso, ¿qué conlleva? Ritmos frenéticos, poco tiempo libre, muchas horas de trabajo y, en multitud de ocasiones, comidas rápidas y muy poco sanas.

Preparar la comida el día antes puede convertirse en una auténtica tortura. Tenemos muy poco tiempo para dedicarle a la cocina y eso se resiente en nuestra alimentación. Por ello, te dejamos algunas ideas de recetas fáciles, rápidas y sanas para que los tuppers que te lleves al trabajo sean la envidia de todos tus compañeros. En muchas de ellas se repiten ingredientes para poderlas realizar en la misma semana y que la compra no se te pase en la nevera.

Noodles de calabacín con salsa de aguacate

5 recetas fáciles para llevar al trabajo | Copyright 2017. All rights reserved.

Esta tal vez sea la receta más elaborada -y por tanto menos rápida- de todas las que vamos a ofrecerte pero, tranquilo, es muy sencilla. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Un calabacín
  • Un aguacate 
  • Aceitunas negras
  • Un diente de ajo
  • Medio limón (pequeño) exprimido
  • Un chorrito de aceite
  • Cebolla picada
  • Frutos secos al gusto para añadir a la salsa (Anacardos y pipas peladas en esta receta)

Lo primero que tenemos que hacer es pelar el calabacín (opcional) y cortarlo en láminas finas. Estas láminas, a su vez, las cortaremos en tiras del tamaño de un tallarín o espagueti, lo que prefieras. Aunque, si no tienes tiempo, te contamos un secreto y que quede entre nosotros: hay en algunos supermercados que ya venden los tallarines de calabacín hechos. Una vez cortadas las tiras puedes consumirlas al natural o darle un toque de cocción en el microondas, eso como tú prefieras.

Para la salsa necesitaremos juntar el aguacate, la cebolla picada, los dientes de ajo, el aceite y el limón exprimido. Lo mezclaremos todo con la batidora y ¡hecho! A la salsa puedes añadirle lo que más te guste: aceitunas, frutos secos, champiñones, zanahoria rallada, maíz, gambas, pollo, tomates cherry o mango. No hay límites.

Ensalada otoñal de manzana y frutos secos

Recetas fáciles para llevar al trabajo | Copyright 2017. All rights reserved.

Aún hace calor en muchos puntos de nuestro país aunque se hayan acabado nuestras vacaciones y, la verdad, no siempre nos apetecen comidas calientes, muy elaboradas o copiosas. Esta ensalada puede ser perfecta para esos días en los que no nos apetece nada cocinar y queremos algo más fresco y que nos aporte los nutrientes necesarios para sobrevivir al día. Solo tienes que coger un bol o una fiambrera, juntar todos los ingredientes y...¡listo! Además, a estos que te proponemos, puedes incluirle todos aquellos que pienses que pueden irle bien. ¡Creatividad!:

  • Brotes verdes (lechuga romana, rúcula, espinacas, escarola...)
  • Manzana verde (o pera, naranja, etc.)
  • Arándanos desecados (o pasas, lo que prefieras)
  • Anacardos (o cualquier fruto seco que te apetezca)
  • Queso fresco (También puedes optar por queso feta)
  • Dos cucharadas de miel y dos cucharadas de mostaza de Dijon (o vinagre de Módena)

Canelones fríos de atún

Recetas fáciles para llevar al trabajo | Copyright 2017. All rights reserved.

Para esta receta tenemos dos opciones: una más sana en el que el ingrediente base es el pavo (o jamón cocido) y otra 'menos' sana en el que la base es la pasta de canelones. En esta ocasión hemos utilizado los siguientes ingredientes para el relleno:

  • Atún al natural
  • Cebolla picada
  • Aceitunas negras en trocitos muy pequeños (puedes cambiarlos por aceitunas verdes o champiñones)
  • Jamón de york o pavo cortado en tiras pequeñas
  • Salsa ligera (también puedes utilizar mayonesa o tomate triturado/frito)
  • Orégano al gusto
  • Queso en polvo

Mezclamos todos los ingredientes del relleno en un bol mientras ponemos a cocer los bloques de pasta. La cocción no tardará más de diez minutos. Una vez estén listos los dejamos reposar, los secamos y los ponemos en una superficie lisa para rellenarlos. En medio de cada bloque ponemos un poco del relleno y los cerramos haciendo un rollito. Si quieres, puedes poner un poco de salsa ligera y orégano por encima para decorar. Si te decantas por la opción 'sana' (y más rápida) solo tendrás que cambiar los bloques de pasta por el jamón de pavo y hacer con ellos el rollito relleno.

Sándwich de pollo con aguacate

5 recetas fáciles para llevar al trabajo | Copyright 2017. All rights reserved.

Esta es, sin duda, la receta más fácil de todas las que te proponemos aquí . Escogeremos un pan en el que la harina sea 100% integral (de trigo, centeno o avena, por ejemplo) y huiremos del tradicional pan de molde. Otra idea es escoger pan elaborado a base de masa madre, aunque es más difícil de conseguir pero si tienes la oportunidad de comprarlo, es una buena opción para elaborar tu sándwich. Un vez elegido el pan, solo necesitarás abrirlo y meter en él todo lo que más te guste (sin pasarse) También puedes tostarlo pero no te lo aconsejamos si lo vas a llevar al trabajo ya que puede endurecerse demasiado. Nosotros te proponemos los siguientes ingredientes:

  • Pollo o pavo a la plancha
  • Aguacate en láminas
  • Hojas de espinaca fresca
  • Una cucharadita de aceite
  • Especias al gusto (albahaca, por ejemplo)
  • Aceitunas negras cortadas en trocitos (hay que gastar el bote que hemos comprado para el resto de recetas)

Patatas asadas con queso

Recetas fáciles para llevar al trabajo | Copyright 2017. All rights reserved.

La patata es un alimento rico en hidratos de carbono complejos por lo que no pueden faltar en una dieta gracias a la energía que aportan al organismo. El problema es que fritas no son precisamente sanas y por ello te proponemos una receta alternativa muy sencilla para elaborar este alimento sin llenar de grasa nuestros cuerpos. Solo necesitarás:

  • Patatas pequeñas o de guarnición
  • Queso para gratinar o en polvo
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de limón o lima
  • Cebollino (o cualquier especia que te apetezca: orégano, albahaca, pimienta negra...)
  • 3 o 4 dientes de ajo

Lavamos las patatas y las secamos. Sin quitarles la piel, le hacemos unas hendiduras de izquierda a derecha (o viceversa) para insertar un poco de queso entre ellas. Las colocamos en una bandeja, las rociamos con la mezcla de aceite, limón y cebollino y las colocamos en el horno durante unos 15 minutos (dependiendo de la potencia del horno), hasta que el queso esté dorado. Para comprobar que están en su punto, puedes clavar en ellas un palillo o cuchillo de punta para comprobar que estén tiernas. Bon Appétit!