El truco definitivo para que tu pareja te entienda de una vez

Tienes que aceptar una verdad muy incómoda respecto a ti mismx antes de que tu pareja pueda entenderte

Comencemos por una premisa fundamental que, en nuestros más potentes episodios egocéntricos, podemos llegar a olvidar: no existen las personas telépatas. Y eso incluye inevitablemente a tu pareja. Pero entender esto no implica que no puedas frustrarte e incluso cabrearte por el hecho de que nunca comprenda tus puntos de vista o tus emociones. Una vez vale. Unas cuantas también. ¿Pero nunca? ¿Jamás? Eso es que algo no está funcionando como debería. Pero la teoría de la psicóloga Holly Parker es que probablemente la culpa no sea de tu pareja: no estás comunicando tus ideas y tus sentimientos adecuadamente.

Es una verdad difícil de digerir. Al fin y al cabo y desde tu propia perspectiva, eres prácticamente cristalinx y no existe manera humana de que no capte los mensajes. Pero Parker posee un argumento sólido para respaldar su teoría, basado en una investigación publicada en la American Psychological Association: "El proceso de transmitir lo que hay en la mente y el corazón no es tan sencillo como podría parecer. Sabemos lo que sucede dentro de nosotros y esto nos lleva a proyectar erróneamente ese conocimiento en los demás y concluir que somos más claros y fáciles de leer de lo que somos en realidad". Un error de percepción.

El experimento de aquella investigación no dejaba lugar a dudas. Los científicos grabaron a parejas debatiendo sobre temas en los que no estaban de acuerdo. Posteriormente, vieron las imágenes con cada uno de ellxs por separado y les preguntaron acerca de lo que querían expresar. Para terminar, mostraron los vídeos a algunos revisores ajenos para que determinaran qué comunicaba cada miembro de la pareja. La conclusión, según esta profesora de Harvard, es que sobrevaloras tu capacidad comunicativa. Lo que para ti son mensajes claros son para tu pareja pinceladas más o menos confusas. Y lo mismo ocurre en sentido inverso.

Pero no todo está perdido. La comunicación es una habilidad mejorable y Parker proporciona unas cuantas recomendaciones claves, la primera de las cuales es la aceptación de este fenómeno. Después de todo, si no reconoces que tu comunicación no es divina, estás condenadx a no evolucionar. Además, es importante, según esta especialista, que le des a tu pareja el beneficio de la duda: no está fingiendo malentenderte para manipular el debate a su favor, sino que tiene buenas intenciones y no posee toda la información que tienes tú en tu interior para descifrar tus mensajes. La mayoría de las ocasiones esto será cierto.

Como también lo es que tú no tienes toda la información alojada en el cerebro de tu pareja. Esto debe conducir a una mayor benevolencia a la hora de juzgar sus mensajes. Reconoce que probablemente no esté comunicándose de la mejor manera posible y adopta una posición más curiosa. "Permítete hacer una pausa en ocasiones y compartir lo que crees que tu pareja podría estar tratando de decir o lo que crees que estás sintiendo", aconseja Parker. Esto ayudará a hacer crecer la conversación sobre bases reales y no sobre malentendidos. Una actitud que requiere paciencia contigx mismx y con la otra persona. O lo que es lo mismo: amor.