El tipo de parejas que más tiempo duran según la ciencia

El amor sano va de encontrar el equilibrio entre la reafirmación propia y la del otro, en no perderse a unx mismx y evolucionar juntxs

¿Sabes eso que hemos escuchado muchas veces de que los polos opuestos se atraen? Pues aunque pueda tener parte de verdad, lo que ocurre en gran parte de estos casos es que la cosa no suele funcionar mucho tiempo. Se trata de un hallazgo al que ha llegado una investigación reciente de la aplicación de citas Once, que al mismo tiempo ha puesto sobre la mesa una realidad que llevamos años tratando de conocer: qué clase de parejas son las más sólidas y duraderas.

El estudio se hizo analizando cuatro variables súper importantes en 1.000 parejas que llevaban juntas unos nueve años: si las dos partes eran introvertidas o extrovertidas, si les llamaba más lo físico o lo mental, si eran independientes o dependientes o si se movían más por la intuición o los hechos y la experiencia. A partir de esto, el resultado más destacable fue que el 67% de estas parejas eran las que compartían dos o tres variables de carácter. Es decir, aquellas que compartían ciertos valores pero que tenían algunas diferencias que les hacía moverse entre la complicidad y lo atractivo de lo ajeno. Y eso no es todo. Además, estos vínculos tenían una duración media de 9,24 años. "Más que el famoso mito de que los opuestos se atraen, yo me basaría en el dicho 'quién se asemeja se asienta'”, dijo a la revista GQ Fabienne Kraemer, psicoanalista francesa especializada en el amor y las relaciones.

A partir de esta información, quizás te preguntarás: ¿entonces qué ocurre con las parejas que se parecen muchísimo o que son completamente diferentes? Según los resultados de la investigación, el 14% de los encuestados tenían en común las cuatro variables como si fuesen casi dos gotas de agua y su duración media era de 7,7 años. Una cifra incluso inferior al promedio de tiempo que llevaban juntas las parejas que eran súper diferentes: 8,6 años. Aunque, en verdad, se trata de un tipo de vínculo poco común, ya que este solo representaba a menos del 5% de los encuestados.

Esta última parte es especialmente interesante porque es ahí donde pueden surgir auténticas montañas rusas emocionales. Danielle Haig, psicóloga británica experta en psicopatologías y conductas narcisistas, lo dejó así de claro al mismo medio: "Las personalidades opuestas ciertamente pueden tener una atracción apasionada o explosiva, pero generalmente solo funciona por un corto tiempo”. Vaya, que con esto se refuerza la idea de que las parejas que más duran son las que se mueven entre las similitudes y las diferencias.

Se trata de un resultado que también avala el medio especializado en psicología La Mente es Maravillosa al recordar que lo más idóneo para que el amor triunfe es que las dos partes sean tanto parecidas como complementarias. Es decir, asemejarse en esencia y diferenciarse en esas cosas que contribuyen en el crecimiento personal de ambos. Porque, al final, de eso va el amor sano: encontrar el equilibrio entre la reafirmación propia y la del otro, en no perderse a unx mismx y evolucionar juntxs.