Por qué sigues con tu pareja si no eres realmente feliz

Si fuéramos capaces de no tener dependencia emocional manejaríamos mejor el miedo al cambio para empoderarnos y salir de relaciones insatisfactorias

¿Por qué decidimos permanecer en una relación cuando realmente sabemos que no nos da todo lo que nos podría dar? ¿Qué nos lleva a decidir seguir con una persona con la que ya no hay ilusión? Cuando estamos dentro de una relación en la que la magia ha ido menguando, nos acostumbramos, y seguimos en la dinámica sin saber exactamente por qué. Esto hace que, a la larga, se vaya generando un sentimiento de angustia porque las ideas y los deseos de cada unx siguen sin resolverse por mucho que pase el tiempo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El mundo te envía señales, no las ignores Fotos de @werenotreallystrangers Textos @codigonuevo

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Si no eres capaz de entender tus razones para mantener una relación que no te hace 100% feliz, en Psychology Today lanzan una serie de cuestiones que pueden ayudarte a entenderlo. Por ejemplo, pregúntate si crees que sigues con esa persona "porque la quieres" o "por lealtad". Pregúntate entonces qué significan estas palabras para ti y si realmente estás renunciando a algo importante para ti para mantener esta relación. 

Uno de los principales motivos por los que seguimos con una persona con la que no estamos del todo bien es por el miedo al cambio. Este temor puede alterar la realidad, nos puede llevar a considerar que lo malo no es tan malo. Pero esto es una forma de autoengaño. Según los expertos, las parejas más adultas siguen juntas para mantener el status quo y solo deciden separarse por problemas más fuertes o serios como una infidelidad. Si no existe tal motivación, la mayoría de las personas deciden seguir en una relación porque prefieren estar con "un malo conocido que un bueno por conocer", tal y como dice el refrán.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mira, eh. ⁠ ⁠ Foto de @mattelsa

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Hay otras razones potenciales por las cuales las personas permanecen en relaciones infelices. Las personas que tienen mucho apego o mucha dependencia emocional, se preocupan en exceso por la estabilidad de sus relaciones y temen enormemente un cambio de cualquier tipo. Es más, en Psychology Today explican que se trata de una secuencia de acción: la dependencia emocional nos lleva al miedo a estar solxs, este miedo nos lleva al miedo a cualquier tipo de cambio y este temor nos lleva inconscientemente a tener un mayor compromiso con la otra persona.

Los autores señalan que las personas con dependencia emocional están más insatisfechas en las relaciones porque permanecen en ellas más tiempo que otras. Esto da espacio para que crezca la insatisfacción y la confusión. Si manejáramos mejor el miedo al cambio el resultado sería un mayor empoderamiento para dejar relaciones insatisfactorias. Y hay un motivo que no hay que olvidar: estar solx puede ser una experiencia profundamente transformadora, un tiempo para trabajar en la relación con unx mismx libre de las distracciones y distorsiones de compromisos que no nos llenan ni nos aportan.