Señales sutiles de que tu relación te dejará una herida irreparable

Si te dijeran que expliques cómo se comporta una pareja que es tóxica, sabrías qué responder, lo que quizás no sabes es que hay otros signos que también existen y que pasan desapercibidos

Te pregunta que quién es esa persona que te manda mensajitos al móvil constantemente. Como no le das importancia, lo revisa cuando no te das cuenta. No es lo único que mira y hace, sino que borra todos los contactos con los que cree que puedes tener algún coqueteo futuro. Menosprecia la ropa que llevas puesta o le cabrea que te vistas de según qué forma. Estas pinceladas de signos están claramente indicando que esta relación es de todo menos sana. Si le pedimos a cualquier persona que nos indique qué comportamientos definen un vínculo tóxico, su respuesta puede ir encaminada por aquí así como también podría nombrar el maltrato no solo físico sino también psicológico.

Se sabe cuando alguien está dentro de una relación abusiva. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando no existen este tipo de señales de forma abierta?, ¿qué pasa si nunca ha habido menosprecios, conflictos o peleas?, ¿puede seguir siendo tóxica una relación aunque no existan estas señales? La respuesta es sí. Al menos así lo aclaran en Psychology Today. Existen una serie de señales muy sutiles que pueden hacer que pierdas autoestima, que pueden retrasar tu evolución como persona o que pueden apagarte por dentro lentamente. Y todo ello sin que te des cuenta. Estas señales silenciosas pueden llegar a ser más perjudiciales que las que ya conocemos.

Asesinato de personalidad

Hay comentarios y actitudes que poco a poco te van desgastando y, aunque no lo notes, van erosionando tu forma de ser. A veces un amigo se puede dar cuenta de que ya no sonríes tanto como solías o que te ha cambiado el sentido del humor, pero también se nota en los gustos, costumbres, deportes... obviamente, todo el mundo cambia con una relación, pero si con el tiempo te vuelves irreconocible, hay un problema.

Control sin saber

Si sientes que no puedes hacer nada sin que la otra persona se entere, y no porque se lo estés camuflando, sino porque llevas tu vida y no rindes cuenta de todo, estás siendo espiadx y eso tiene unas consecuencias terribles a largo plazo. Acabará alejándote de amigos, familiares y de lo que te importa.

La cereza del pastel: pasivo-agresividad

Te lo dice todo por lo bajini y con una sonrisa, pero te lo dice. No se calla nada y tras su simpatía sabes que hay enfado, celos o incomodidad. O nos decimos las cosas a la cara y tratamos de limar asperezas, o con dobles mensajes la cosa no irá bien.

No asume cuando la lía

Se quita el muerto de encima, pone excusas y no reconoce haber hecho nada mal. Y además, aprovecha cuando tú reconoces tus errores para hacerte sentir fatal.

Siempre negativo, nunca positivo

Todo el mundo puede tener un mal día y hasta una mala racha, pero la verdad es que si alguien no se puede quitar el mal humor de encima es que algo está mal en su vida. Primero escucha y trata de ayudar, pero si te carga y, sobre todo, si solo está cabreadx cuando está cerca de ti, aléjate, no te irá bien con esa persona.

CN