Cómo revivir la conversación de WhatsApp con tu 'crush' cuando os habéis quedado sin temas

Para revivir una conversación muerta no necesitarás un desfibrilador, solo mucha maña

Conseguir algo sólido con un crush siempre es difícil y hay muchas etapas con distintas necesidades. La primera, dónde conoceros. Puede ser por Tinder, de fiesta, en una biblioteca, en el metro… Los lugares son prácticamente infinitos. Luego, está el entablar la primera conversación para que haya química y os paséis los móviles. Pero una vez tienes a esa persona en tu WhatsApp, llega el punto especialmente crítico. Se tiene que tener mucho arte para saber mantener la chispa y el interés. Elite Daily le pregunta al sexólogo Thomas Edwards algunos consejillos para que no se muera la relación antes de que empiece.

Lo primero, descubre rápidamente cuáles son sus intereses. Parece obvio, pero es que es vital y te servirá para resucitar conversaciones muertas, algo que pasa muchas veces cuando hablas un crush. Si la conversación no da para más, acábala, dale unas horas (o un día) y vuelve a empezar. No fuerces seguir hablando, porque puede acabar cansándose y pensando que eres un poco plasta.

Resultado de imagen de cell phone gif

Una vez muerta la conversación, cuando quieras resucitarla, utiliza los intereses en común. No empieces con un “hola”, un “qué tal”, o un “qué haces”. Es muy típico y si la última conversación fue aburrida o la persona está algo liada no tendrá ganas de darte conversación por lo que, si después sigues insistiendo, parecerás un acosador. En cambio, si sabes sus intereses (por ejemplo, música, hobbies…) puedes mandarle un enlace o una foto que esté relacionado, por ejemplo. Es una forma de empezar a hablar pero más relajada, porque da la sensación que tienes un motivo para hacerlo. Además, dice sutilmente que piensas en esa persona y que te interesa.

Pero hablar con un crush no lo haces solo para chatear. Tiene un motivo, y es quedar con la persona. Saber cómo proponer de quedar también es importante. No siempre es buen momento. Por ejemplo, hacerlo después de una conversación aburrida o de una que ha muerto es fatal: parece que te dé miedo perder el contacto y les pidas corriendo una cita, para aferrarte al crush y que no te haga el temido ghosting. Es como cuando las parejas tienen un hijo porque están en la cuerda floja. Desastre total.

Si quieres proponerle quedar, de nuevo, tienes que saber sus intereses. Si sabes que le gusta la cultura egipcia, puedes decirle algo como “va a venir una exposición de arte faraónico el mes que viene, podríamos ir”. No le estás poniendo una fecha concreta, pero hay una expectativa de que quieres quedar con esa persona en el futuro. Quizá no vais a la exposición, pero puedes proponerle tomar un café otro día. “Es una forma casual de plantear que quieres quedar, así aunque no definas nada en concreto, la cita se van poniendo en movimiento”, explica Edwards, el sexólogo.

También tu crush debe saber tus gustos. Me explico. Si le dices que te encantan los bares, puedes comentarle que te han abierto uno nuevo y si quiere acompañarte. Le estás demostrando que te gusta hacer cosas y que no tienes necesidad de quedar con él, pero que te gusta incluirle en tus planes y aficiones.

We Heart It

Edwards añade algunos ejemplos sobre cómo volver a entablar conversación con un crush después de una conversación fallida y de estar un tiempo sin hablar: “no te puedes ni imaginar lo que me pasó este finde”, “¿cómo te fue la presentación?, “¿te acuerdas de lo que me comentaste sobre [xxx]? Pues mira lo que me he encontrado…”, “acabo de descubrir una canción que se parece un montón a la que me recomendaste la semana pasada…”. Conversaciones casuales que hacen referencia a cosas que ya habéis hablado y de las cuales surgió una anterior conversación.

Al final, también hay algo muy importante que debes hacer. Volver a revivir la conversación una vez muerta es algo que no deberías hacer más de dos o tres veces. Si la conversación muere tantas veces que necesita de una mano divina que la resucite, plantéate si no será que el otro no quiere o que no sois compatibles. Sobre todo, no fuerces las cosas. En los temas del amor, pocas veces ocurre todo según lo planeado.