Cómo recuperar la ilusión de tener una cita aunque estés decepcionadx con el amor

Tener una cita tras otra y no recobrar la ilusión o no encontrar lo que buscas puede quitarte la ilusión y las ganas de conocer personas nuevas

¿Por qué estás en Tinder? ¿Buscas conocer gente o encontrar al amor de tu vida? ¿Cuánto tiempo llevas sin pareja? ¿Qué es lo que deseas? Quizás has entrado en esta aplicación como último intento para encontrar alguien con quien hacer la cucharita o para poder pasar página. Sea lo que sea, después de un tiempo yendo y viniendo entre cita y cita, has empezado a cogerle tirria a esto de quedar. Porque, ¿para qué tener citas si no acaban en nada? Tu bajona empieza por aquí y se extiende a casi todos los ámbitos que impliquen salir de casa: ahora solo quieres estar tranquilx y pasar de la gente.

Lo primero que hay que decir respecto a esto es que el proceso de citas y de conocer personas a menudo es difícil. Las decepciones son dolorosas y los rechazos, que inevitablemente vienen con las citas, pueden pasar factura y provocar fatiga, cansancio y pereza. Y no solo esto, también pueden hacer que pierdas constantemente la ilusión. Esto puede presentarse en ti como una actitud de indiferencia, sentirse deprimidx, desesperadx o exhaustx ante la idea de otra cita. Es por ello que es importante aprender a sobrellevar estos sentimientos en las citas para no renunciar a buscar pareja. Hay formas para poder cambiar tu mentalidad y continuar avanzando hacia lo que anhelas.

1. A ver esas expectativas

Si esperas encontrar a alguien rápidamente, la decepción también puede llegar antes, sobre todo si no eres capaz de entender que encontrar a la persona adecuada puede llevar bastante tiempo. Las apps como Tinder pueden acercarte a conocer personas con las que puedes compartir intereses pero eso no te llevará a que conozcas directamente a tu alma gemela. Tienes que aprender a desarrollar una conexión y una relación poco a pocoEl tiempo que esto te lleve está fuera de tu control. Sin duda es más parecido a una maratón que a un sprint.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cuélgatelo en tu habitación.

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

2. No es algo personal

Las aplicaciones como Tinder te van 'emparejando' con personas aleatorias. Esto quiere decir que durante este tramo muchas personas no entrarán en tu vida. Es decir, muchas personas que, aunque a ti te gusten, no harán match contigo. Si piensas que esto es algo personal, todos los 'rechazos' te dolerán. Intenta no tomarte las cosas de forma personal. A veces el rechazo no viene por cómo seamos sino porque no existe esa conexión, esa chispa necesaria. Además las opiniones de los demás no definen quién eres o lo que vales. Eres quien eres independientemente de a quién le gustas y a quién no. No le des a otras personas el poder de determinar tu valor.

3. Las citas son una habilidad

Hay habilidades específicas que puedes aprender que hacen que las citas (y todo lo que conllevan) sean menos agotadoras. Es posible hacer que una cita sea antes un ejercicio de amor propio y de respeto por unx mismx que la oportunidad de conocer al 'amor de tu vida'. En primer lugar no asumas que sabes lo que estás haciendo. Parece que nacemos aprendidxs pero no es así: nunca nos enseñaron estas habilidades. Piensa en las quedadas con otras personas como un momento para dedicarte a ti mismx, a estar bien y a sentirte a gusto contigo. Esto hará que si la cita no acaba bien, puedas llevarte algo positivo.

4. Los cambios sí

Cada cita es una oportunidad para crecer. Es imprescindible pensar en la experiencia y preguntarte qué quieres hacer o qué quieres cambiar en el futuro o en las próximas citas. Intenta saber o averiguar qué necesitas trabajar y qué puedes aprender de las experiencias pasadas. Usa esa información para impulsarla hacia adelante y mejorar.

5. El resto de tu vida importa

Es importante no dejar que las citas o las aplicaciones como Tinder te consuman y roben todo tu tiempo y tu atención. No puedes solamente dedicarte a ello. Es necesario alimentar tus amistades y las otras relaciones significativas que haya en tu vida. A veces un rato entre amigxs es más productivo que tres horas en Tinder. Además estos otros contactos pueden llevarte a conocer personas nuevas sin tener que acceder a aplicaciones.

Es muy normal que aparezca el cansancio después de los rechazos y las decepciones. Es importante aprender a sobrellevarlo en lugar de dejar que te consuma y te derrote. Si quieres tener una relación aunque sea de rollo, no hay razón para que no puedas. Solo tienes que continuar aprendiendo, crecer y cambiar, poco a poco, tu mentalidad. Debes saber, además, que no eres la única persona a la que le ocurre. Paciencia y tranquilidad.