Cómo dejar a esa persona que sabes que nunca vas a volver a conocer

Es ideal, es buena persona, es atractivx y además todas las personas que conocen te dicen que alguien así ya no se encuentra pero a ti hay algo que no te encaja

Cuando tienes una relación con alguien que no funciona y en un entorno que no funciona, la respuesta es muy clara: hay que dejarlo. La ruptura puede ser más o menos dolorosa, pero lo que está claro es que no es buena idea seguir. Hasta aquí todo bien. La cuestión es otra: ¿cómo haces para enfrentar un ruptura con una persona que te parece perfecta, con la que todo va bien y a la que es imposible encontrarle fallos? Estas relaciones también existen y es todo un desafío hacer frente a estos sentimientos

Lo primero que pasa por la cabeza es que si todo va bien, ¿por qué querrías dejar la relación? No siempre tenemos argumentos de peso como para explicar las emociones. Es más, a veces sabemos que los motivos por los que queremos dejar a alguien no pueden explicarse o se trata de aspectos que muchos tacharían como superficiales. Es tan complicado romper una relación con alguien que sabes que es únicx, que muchas personas preferirían ser dejadas. No solo es esto lo que ejerce una presión sino también el entorno no suele ayudar, te lanzan comentarios del tipo “me encantaría conocer a alguien como tu pareja, es de esas personas que ya no encuentras”.

Ahora bien, aunque pienses que tus argumentos son superficiales o aunque haya algo dentro de ti que no sabes explicar pero te hace sentir que tienes que alejarte, pues estarás en lo cierto. Si deseas tanto terminar una relación, por algo será. Por ejemplo, es posible amar a una persona pero puedes no estar enamoradx. Puedes entender que tiene todo lo que necesitas y deseas en una relación seria, pero puedes no sentir ese vínculo poderoso que tiene magia y chispa. Y es que estos ingredientes son muy necesarios para que algo dure y nos siga manteniendo la ilusión.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Bueno qué, ¿has probado o no?

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

No hay que conformarse, hay que saber reconocer cómo nos sentimos y por mucho que la razón nos diga que la persona que tienes enfrente es ideal y tiene todo para ser el o la mejor compañerx de vida, a veces hay que hacer oídos sordos al cerebro y ver qué nos marca la intuición. Si no es posible encontrar los motivos, estos pueden ser algunos:

1. No te atrae físicamente

2. Estás con esa persona porque no quieres generarle dolor

3. Sigues en esa relación por el vínculo familiar

4. Te atraen otras personas constantemente

5. Si te quedas porque no quieres que otrxs piensen que has fracasado en el amor

Hay una serie de cosas que siempre van a estar ahí y no puede venir la culpa a decirte que te estás equivocando. En las relaciones tiene que haber ganas, deseo, ilusión… Debes tener la libertad de elegir a la persona con la que realmente quiere estar y esa persona tiene que generarte todos estos sentimientos al menos en algún momento. También hay que saber ver que si es posible arreglar lo que falla quizás valga la pena intentarlo. Muchas veces esperamos que nuestra pareja reaccione a algo que desconoce. Tenemos que comunicar nuestras necesidades para que, al menos, no se diga que no lo has intentado.

CN