Qué hacer cuando tu pareja no satisface tus necesidades

Cuando una pareja no consigue cubrir lo que la otra desea en relación al ámbito sexual se pueden dar episodios de infidelidad u otros conflictos como la falta de comunicación o rechazo

Algunos de los aspectos más importantes para elegir con quién iniciar una relación sentimental tienen que ver con el sexo, algo que a lo largo del tiempo puede crecer, variar o evolucionar de diferentes maneras. Y así como puede avanzar hacia una mejora también puede desgastarse. Antes que nada es importante dejar claro que casi todo tiene solución y puede resolverse. En el ámbito sexual, cuando aparecen las diferencias o la incapacidad de satisfacer a la otra persona, nos enfrentamos a un conflicto. Así pues, desde Psychology Today plantean una pregunta que también deberíamos hacernos: ¿es la ausencia de sexo una justificación para ser infiel?

Ciertas personas se han visto ante esta cuestión y han decidido que sí, que si no hay sexo en un largo periodo de tiempo, la solución se encuentra fuera. Tomar esta decisión sin hablar con la pareja puede ser bastante radical. "Por un lado, está el peligro de implicar que cualquier brecha en la actividad sexual en la relación justifica el adulterio, lo que podría sugerirle a algunos que pueden salir corriendo y ser infieles desde la primera vez que su pareja dice "hoy no". Además, incluso si reconociéramos como una obligación satisfacer las necesidades sexuales de una pareja, ¿qué cantidad de sexo sería suficiente, una frecuencia específica o cierta cantidad de veces por semana? ", explican los expertos.

Quizás no es esa la pregunta a plantearse porque no hay una verdad absoluta que se pueda adherir a cada persona, si no más bien cada cual tiene sus necesidades así que la pregunta debería ser ¿qué significa que una persona satisfaga tus necesidades sexuales? Para poder responder a esto desde la web plantean que se haga un paralelismo con la infidelidad, ya que engañar dentro de una relación significa lo que sea para cada persona. Puede ser desde coquetear con alguien hablando por mensajes como practicar sexo, los niveles cambian con la persona. Cada pareja marca las diferencias y cada una de ellas puede pactar lo que está dispuesta a soportar dentro de una relación.

Así como se marca lo que cada persona o cada pareja está dispuesta a aceptar dentro de una relación, también se marca cuál es la cantidad de sexo que indica que las necesidades están cubiertas. Cada parte de una misma pareja merece ser feliz y, por tanto, tener esta parte de sí mismx resuelta o satisfecha. Con esto como base las personas que no encuentran sus necesidades cubiertas dentro de una misma pareja, podrían buscarlo fuera, con una tercera persona: "las parejas que estén pasando por un periodo de sequía sexual deben hablar del asunto y buscar ayuda si la necesitan en lugar de que la persona frustrada rápidamente recurra al adulterio sintiendo que estaba justificado", explican los expertos. Lo que sucede, por lo general, es que nadie habla del asunto y se entra en una batalla en silencio en la que, al  final, uno toma la decisión de engañar.

"Podría parecer que no pero la falta de sexo es uno de los principales motivos de las infidelidades. Funciona como detonante. Si existe la situación en la cual los problemas sexuales en sí no pueden resolverse y que, a su vez, la parte de la pareja que está frustrada no está dispuesta a negar estas necesidades, entonces las parejas tienen que reconocer que uno de ellos ya no puede obtener satisfacción dentro de la relación y que algo debe cambiar. Ya sea que la relación deba terminar o el entendimiento dentro de la relación tiene cambiar para permitir que la pareja sexualmente frustrada busque satisfacción en otro lado", explican los expertos.

Ahora bien, se puede dar la situación en la cual esto no se ve como solución porque hay algunos vínculos que no pueden romperse, así pues ¿qué puede hacer la pareja frustrada cuando se han agotado todas las opciones? En ese caso, la persona tiene que tomar una decisión muy complicada en la que debe usar solamente su juicio para balancear el daño que pueda generar el adulterio con sus otros principios y circunstancias. Se trata de tomar un camino en el que sea posible mirarse al espejo cada mañana, una decisión que te permita estar en paz contigo y con tu pareja.

CN