Esta mujer te cobra 1.800 euros por hacerse pasar por ti en Tinder y ligarse a tu crush

El pack completo supera los mil euros pero también puedes escoger opciones por separado por menos dinero

Pensaste que la foto esa que te hiciste en el gimnasio sudado y marcando abdominales te iba a servir pero en Tinder no se cuece nada ¿qué está pasando? Y una cosa para la que puso esa imagen en bikini del verano de 1999: todos se han dado cuenta que no es actual por eso no consigues hacer match ni con tu sombra. La descripción en las aplicaciones de ligar junto a las fotografías con las que te presentas no es una cuestión muy complicada, hay algunas nociones básicas —y lógicas— que todos más o menos controlamos para presentarnos a la hora de ligar. No obstante hay quienes están completamente perdidos y por eso ha aparecido Meredith Golden, una consultora que trabaja de forma autónoma llevando tu perfil de Tinder para que puedas triunfar en el amor. Todo mal.

Esta mujer te suplanta en aplicaciones como Tinder o Bumble y va dando conversación a diferentes matches por ti. Cobra 300 dólares (unos  265 euros) por crearte el perfil. Si eso ya lo tienes resuelto y quieres saber por qué no tienes ningún éxito, la experta te hace un diagnóstico y te da respuestas por 600 dólares (unos 530 euros). El pack completo te cuesta 2.000 dólares (unos 1.800 euros). Vamos, no es muy económico. Para adquirir ese pack tienes que responder a un cuestionario y pasar una entrevista. A partir de ahí ella se encargará de llevar al aplicación solo con los matches que ya has conseguido y luego serás tú la persona que asista en persona, claro. Meredith Golden explica que su éxito es tan grande y tiene tan buenos resultados que lleva más de 10 perfiles a la vez.

Meredith Golden relata que sus clientes desde los 22 años hasta los 71 y, normalmente, son personas que están acostumbradas a otorgar lo que tienen que hacer a terceras personas. Se trata de gente que tiene dinero y que puede pagar a otros por cumplir con sus responsabilidades. Como si tener una relación o buscar un rollo pasional fuera alguna clase de papeleo sin más. Hay películas donde sucede algo parecido. Alguien se hace pasar por el protagonista o bien otro personaje secundario planea una cita entre otros dos personajes donde la información que hay de cada uno está manipulada para agradar al otro. Son esas películas donde todo sale mal.

En esta situación el riesgo es similar. Y no solo sucede eso sino que, además, es posible que no funcione porque no eres tú: es otra persona haciéndose pasar por ti. Dando una conversación que tú no darías, con frases que tú no dirías y hasta, quizás, poniendo emojis que tú no utilizarías en la vida. Cuando sea el momento de conocerse en persona es posible que no haya conexión y, aunque de repente conectéis, luego llegará la segunda cita y quizás hasta la convivencia. Tu parte más verdadera saldrá a la luz ¿qué pasará si la otra persona se extraña por cómo te comportas? ¿O si piensa que hay algo raro en tu actitud que no concuerda? No necesitas a nadie que se haga pasar por ti, quien te quiere o tiene interés en tu persona, te aceptará como eres. Y si no consigues conectar por Tinder, habrá más personas y, sobre todo, más medios para ligar. Por ejemplo, fuera de las redes y las aplicaciones.