Esta es la manera de saber si tu relación va bien o está destinada al fracaso

Aunque cada relación tiene su propia evolución, hay algunos puntos que pueden indicarte si estáis bien encaminados

No hay una sola manera universal para que las relaciones amorosas maduren de forma sana o que se hagan más fuertes. Esto depende de quienes forman la relación, del tiempo que llevan juntos o conociéndose y de qué es lo que buscan en este ámbito del amor. Es un poco lo contrario de lo que nos cuentan las comedias románticas o algunas convenciones sociales como la idea de que hay un momento en que encontraremos a esa persona con la que compartiremos el resto de nuestras vidas, que tendremos el trabajo que queremos o al menos el que nos permita estar felices y cubrir nuestros gastos y que luego llegará lo de conformar una familia y comprar una casa.

No siempre vamos a seguir esos patrones a la hora de hacernos mayores, pero sí que es posible preguntarse, en un momento dado, si la relación de pareja que tenemos va en la dirección correcta o si se está desviando hacia el fracaso. Desde Elite Daily, han formulado una serie de puntos con los que entender si la relación seguirá creciendo de forma positiva o se encontrará con obstáculos que no permitan continuar de una manera constructiva. Interesarse por esta cuestión es importante porque podemos definir si la pareja se fortalecerá o si es mejor frenar antes de que sea doloroso para ambas personas.

Uno de los principales puntos para saber si la relación va por buen camino está vinculado a las decisiones. Si ves que estáis de acuerdo más a menudo (que no todo el tiempo ni siempre) y que cuando aparece alguna diferencia la podéis resolver de forma saludable, entendible y respetuosa, es que la relación está yendo —al menos en este aspecto— por el lado positivo. Para que una pareja vaya por buen camino tiene que dar con este equilibrio que consiste en poner cada uno un poco de su parte y ser más flexible.

Otro de los puntos imprescindibles es la relación sexual. Es cierto que algunas parejas le dan más importancia que otras pero debe existir entendimiento a la hora de tener relaciones. Si este contacto ya es bueno, para que la relación vaya por buen camino, hay que centrarse en mantener encendidos el deseo y la pasión y en ir probando métodos o juegos con los que mejorar y no perder la sorpresa. En este punto hay una cuestión sumamente necesaria y clave: la comunicación. Una relación sexual puede no ser de diez (ni debe serlo) pero si no existe comunicación tenéis asegurado que ocurran diferencias que os hagan sentir incómodos y eso es dar un paso atrás.

Para detectar que no va bien hay algunos comportamientos que aseguran que es posible que no triunfe: que mientas a tu pareja para no herir sus sentimientos o que estés constantemente preguntándole qué hace o deja de hacer (es síntoma de poca o ninguna confianza). Además, si hablas mal de tu pareja a sus espaldas en lugar de comunicarte y expresar lo que te hace sentir mal, también será señal de que no va bien. Si has sido capaz de ver en ti o en la otra persona estas actitudes nunca es tarde para ponerle fin. Y es que lo más importante es encontrarnos cómodos y poder formar una relación saludable.