Este es el lenguaje que usan las parejas cuando van a romper

Aunque las peleas, la rutina y los conflictos puedan mostrar que lo vuestro está por terminar, en las palabras que se utilizan también hay huellas de que la relación tiene fin

Cuando una pareja comienza a caminar de la mano sabe que pasará por senderos más o menos movidos, con más o menos esfuerzo o con más o menos baches. Todas las relaciones pasan por instantes duros donde las dudas y los miedos toman posesión. En determinados momentos se sabe que la pareja está encaminada a la ruptura. Hemos hablado varias veces de qué sucede cuando una relación va a terminar, también hemos explicado qué hay que hacer o qué indica que el amor se acaba. Esta vez esto puede percibirse a través del lenguaje que usan las parejas.

Gracias a las palabras y al lenguaje sería posible, incluso, saber si la relación acabará o no con hasta tres meses de antelación. A ver, igualmente hay que ir con cuidado, no es que esto signifique que sí o sí la relación va a terminar. La clave está en los pronombres que se utilizan de forma normal, así lo explica un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. La investigación se basa en más de un millón de publicaciones en el foro de Reddit que muestra que hay determinadas palabras que siempre se utilizan cuando estamos encaminándonos hacia la ruptura o el desamor.

“Al analizar el lenguaje en la plataforma de redes sociales Reddit, hicimos un seguimiento de la vida social, cognitiva y emocional de las personas mientras se enfrentaban a la ruptura de una relación íntima cercana”, explica el estudio y detalla: “no nos damos cuenta de las veces que usamos preposiciones, artículos o pronombres y que estos puedan denotar nuestro estado emocional y psicológico a la hora de atravesar por una mala época". Pero claro, la gran pregunta es ¿cuáles son esas palabras? Se trata del uso (y más aún del abuso) de pronombres como ‘nosotros’ y ‘yo’. Esto sucede porque cuando hay una gran carga emocional, nos genera nerviosismo y nos volvemos más egocéntricxs.

Las publicaciones en las que se basaron eran, sobre todo, aquellas en las que las personas contaban cómo había sido su proceso de ruptura. Pero no solo pasaba en usuarixs que estuvieran viviendo en directo la separación con su pareja, sino que el mismo vocabulario se observaba en parejas que ya llevaban seis meses separadas. El estudio explica que, pasado el año, el uso de esas palabras iba desapareciendo. Ahora bien, no hay que tomarse esto al pie de la letra, lo ideal es comunicarse, hablar sobre lo que nos preocupa y aprender a enfrentarnos a ello para poder acabar (si es lo que queremos) de la mejor manera posible.