Instrucciones para tener una vida plena disfrutando de tu soledad

Este apodo de 'solterona' ya está siendo olvidado pero aún es necesario recordar y saber cómo de fascinante puede ser compartir tiempo contigo mismx

Volvemos a las bases de cada historia. Lo habéis dejado, no importa si la decisión ha sido tuya, suya o de ambxs. Vuestra relación ha terminado. El camino es, ahora, en solitario. No es fácil saber convivir con unx mismx. No es fácil conocerse, abrazarse, pasar tiempo aprendiendo quién eres. Pero es necesario. Hasta que no estás en la situación, no eres capaz de visualizar cómo será este recorrido, crees que estás capacitadx pero ojalá existiera un libro de instrucciones que te explique cuáles son los pasos a seguir, ¿verdad? Algo así es el libro El placer de vivir sola de Marjorie Hillis (Lince Ediciones, 2018), que fue publicado por primera vez en 1936. Se trata de una especie de manifiesto formado por 12 capítulos dan 12 consejos diferentes sobre qué puedes hacer para disfrutar de tu soledad. 

Ahora bien, hay dos puntos que es importante aclarar: es un libro dedicado a las mujeres y a su figura y el contexto en el que fue publicado ha hecho que muchos de los aspectos que aparecen —costumbres o creencias— se basan en la sociedad de la época, primordialmente machista. Evidentemente, la autora desconocía la evolución que viviría la mujer y su situación gracias al feminismo pero estamos segurxs de que hubiera sido capaz de readaptar su libro a la contemporaneidad. Los consejos de los que habla buscan que la mujer pueda encarar una vida independiente, valorarse y empoderarse buscando planes para que la soltería no acabara con su autoestima. 

La soledad sí mola

Quizás vives sola por elección. "Muchas personas lo hacen más y más cada año. La mayoría de ellas lo ven como una suerte de fino gesto de modernidad, pero al llegar al segundo mes se arrepienten de haberlo hecho (...) La cuestión es que, tanto para vivir sola como para cualquier otra cosa, existe una técnica para hacerlo bien, ya sea que veas esta situación o bien como una condena o bien como una aventura", reza el libro. Cierto es que no es lo mismo decidir emprender un camino en solitario, sin pareja, que de repente verse en este punto. Si esta soltería aparece tras un abandono, el dolor hará que sea más complicado ver la parte positiva pero esta soledad no solo puede ser más interesante y agradable sino también infinitamente placentera

Para encaminarte a hallar el tesoro que es vivir en soledad hay un principio: la actitud. Es decir, puedes existir en lúgubre soledad, sintiendo pena por tu situación y viviendo a través de la autocompasión o puedes enfocarlo de forma positiva, con alegría y diversión. Desde luego, nadie decide estar triste pero sí que cada persona tiene su propio ritmo para adentrarse en la soltería y en la soledad. Ahora bien, la base para vivir sola y tener éxito es la determinación: tienes que elegir qué tipo de vida quieres y luego crearla para ti misma, ¿no es maravilloso tener todo un horizonte repleto de posibilidades?

El qué y el cómo

No hay que hablar de forzar ningún tipo de situación. Vaya, que si estás mal puedes y debes exprimir ese dolor sin que nada más importe. Lo que no es sano es quedarse estancadx en ese sufrimiento y, aunque parezca que no tienes energía para encarar los cambios que ahora estás viviendo, es posible sacarla de lo más profundo de ti. Para ello, el libro recomienda "adoptar una imagen mental de ti misma en la que eres una persona alegre e independiente". Si esa imagen va apareciendo en tu universo mental como un objetivo, es posible que, cuando menos lo creas, aparezca. Valerte por ti misma es estimulante y ser capaz de hacerlo sin ayuda te hace "sentir en extremo benévola hacia el mundo entero".

La autora luchaba, en aquel entonces, por compartir lo necesario que es crear este tipo de imágenes mentales porque si una piensa en sí misma como 'pobrecita de mí, sola en este mundo maligno seré siempre o una viuda o una solterona', atraerá esa forma de vivir y será muy complicado desapegarse de estos términos. En primer lugar es el momento de consentirte muchas cosas. Ábrele la puerta a los deseos reprimidos y a los planes postergados. Hazlo a sabiendas, como primer paso para emprender tu camino en soledad. Ponte un día y comienza a hacerlo. Hazlo sin pensarlo demasiado, vive con el descontrol que nunca te has permitido porque será después cuando debas encontrar un equilibrio. 

Eres tú y estás tú para ti. Puedes estar mal, puedes aburrirte, puedes comer mal, puedes comer súper sano, puedes hacer deporte o no, puedes decidir lo que quieras sobre tu cuerpo y tus rutinas. Y también puedes explicarle a tu entorno que tu vida ahora es así y que deben respetarla tal como es.

Amigxs, espacio y tiempo libre

Entre los 12 capítulos que la autora propone para encaminarse con éxito a vivir en soledad y con la soltería como "guía", me ha parecido, para el momento actual, rescatar tres de ellos por encima del resto. El capítulo tres habla de la importancia de la amistad. Aunque es imprescindible saber estar solx y que esos instantes con nosotrxs mismxs no nos ahoguen, para salir airosxs de esta situación hay que también compartir el tiempo con un círculo razonablemente grande de amigxs con los que puedas hacer planes o actividades que sean complementarias a tus rutinas. Es el momento de abrirse a los demás, de atreverse a conocer a gente nueva y de vivir experiencias diferentes. 

Otro de los capítulos imprescindibles es el del tiempo libre. El tiempo de ocio que puedas compartir tanto con esas amistades que comentábamos con anterioridad como para ti mismx. Este momento sin obligaciones debe permitirte hacer lo que quieras, puede ser deporte, puede ser estar en el sofá tiradx leyendo, viendo una serie, dos mil películas o escuchando música y bailando en ropa interior en tu salón. También puedes usar este momento para organizar tus cosas y deshacerte de aquellas que ya no quieras tener cerca o que no uses. Otro de los puntos que potencian en el libro y sobre todo en el capítulo del ocio es el de realizar viajes. Hazlo. Coge un fin de semana y ve a conocer esa sierra de la que todo el mundo habla o vete a la otra punta y descubre lo que siempre has querido conocer. Ahora puedes hacerlo y no necesitas a nadie.

Resultado de imagen de dance alone gif

Cuando hablábamos de bailar en ropa interior en el salón dábamos por hecho que es un espacio en el que puedes ser quien quieras ser y en el que no hay personas que puedan cohibirte. Esto no siempre es así y el motivo es que quizás no le hayas dado la importancia que tiene a ese lugar que, para arropar la soledad, es sumamente necesario. Una cama grande, un escritorio, un sitio donde bailar, una parte al aire libre y también una rincón por donde entre muchísima luz. Busca este espacio porque lo necesitas para expandir tu esencia y ser, todo el tiempo, quien realmente eres