Si me ha sido infiel una vez, ¿lo volverá a ser?

Existe la fuerte creencia de pensar que quien nos engaña una vez, nos engañará muchas más pero ¿esto es cierto? ¿Se trata de una verdad absoluta?

Estás en una relación y empiezas a ver que tu pareja actúa de una forma que describirías como ‘extraña’. Empiezas a sentir su distancia, sus comportamientos no son los de siempre, no sabes dónde está, qué hace, la comunicación se ha perdido. Pasa el tiempo y descubres que te ha sido infiel, que te ha engañado. Como explican desde Psychology Today “puede ser increíblemente doloroso descubrir que tu pareja te ha engañado. Puede poner tu vida patas arriba.

Pensaste que tu pareja era un tipo de persona y de repente te mostró que no lo era. Esto podría significa que tu relación y tu vida, tampoco, son lo que pensabas que eran”. Imagina que te ha ocurrido esto, ¿perdonarías una infidelidad? No hay respuesta adecuada para esta pregunta, cada persona pondrá los límites que crea y tomará la decisión que quiera. Imagina que perdonas el engaño, ¿podría volver a ocurrir una infidelidad nuevamente?

Cuando algo así ocurre en nuestra vida, nuestra primera reacción es buscar algo a lo que aferrarnos, algo sólido que nos mantenga en pie. Una parte, la que lleva la ira, quiere deshacerse de todo vínculo y la otra, la que lleva el dolor, necesita arreglar la situación y que todo vuelva a ser como antes. Hay un dolor doble: el de sentirse engañadx, con lo cual el enfado es hacia unx mismx y el de la traición, en el que el enfado es hacia la otra persona. En esta incertidumbre y con esta vorágine de sentimientos puedes no saber qué hacer y los consejos radicales no sirven. No sirve elegir “una vez que te engañó, te volverá a engañar” y tampoco sirve “perdona todo lo que te ha hecho”. Es aquí cuando hay que centrarse en los detalles.

Los detalles del engaño

“Si descubriste que tu pareja fue infiel, debe decidir cómo actuar. Las relaciones son complicadas y no habrá una respuesta sencilla”, explican desde la misma web. Lo más fácil, siempre, es pensar que el comportamiento futuro estará dictado por el comportamiento pasado, eso es sencillo pero no tiene por qué ser así. “Alguien con un largo historial de infidelidad, a través de múltiples relaciones, es más probable que repita ese comportamiento pasado. Alguien que fue infiel una vez es menos probable que vuelva a hacerlo, sobre todo si ocurrió hace mucho tiempo”. Los detalles, por supuesto que importan: no es lo mismo que suceda una aventura después de una noche en la que intervienen el alcohol y la fiesta a que sea un engaño de mucho tiempo, premeditado y casi construido.

Dentro de todos esos detalles hay uno que también debes tener en cuenta para poder pensar si volverá a hacerlo o no en el futuro: cómo se siente la persona tras el engaño. La mayoría de las personas que engañan se sienten culpables, no solo por engañar a una persona sino por no ser fieles a su propia moralidad. “La consciencia puede servir como un freno importante de la infidelidad y ser un motor importante para aprender de ella”, explican los psicólogos. Ahora bien, si se trata de un persona con rasgos más sociópatas es probable que no sientan culpa por su comportamiento, lo que las hace más propensas a volver a engañar.

El último de los consejos que se pueden dar para saber qué ocurrirá es que realmente nunca lo puedes saber con totalidad, por eso tu decisión debe ser tomada con calma. Date tu tiempo, escucha cómo te sientes, observa a tu pareja y cómo se comporta, fíjate si empatiza o no con tu dolor, intenta también comprender por qué ha ocurrido la infidelidad, se honestx contigo mismx y, sobre todo, trabaja en la confianza, porque es probable que esta se vea principalmente afectada.