Si ya te han sido infiel tu próxima pareja también lo hará

Quienes fueron infieles en el pasado o les han sido infieles son más propensos a nuevos engaños

Las infidelidades no siempre engullen las relaciones. En ocasiones, y gracias a una inteligencia emocional envidiable y buena comunicación, las parejas superan estos maremotos sentimentales. Pero la realidad es que, tanto si termina convirtiéndose en un episodio anecdótico como si termina convirtiéndose en un episodio definitivo, duelen como muy pocas otras cosas en esta vida. Pero mucho. Pero muchísimo. Y si te ocurrió alguna vez, es muy probable que te dijeras aquello de "nunca más", que decidieras elegir con más precaución. Pero hay una mala noticia para ti: aquella infidelidad pasada aumenta las probabilidades de sufrir una nueva.

Son las conclusiones de una investigación llevada a cabo por científicos de la University of Denver y publicada en la revista especializada Archives of Sexual Behavior. Como señalan desde BestLife, medio que se hace eco del estudio, "las personas cuyas parejas anteriores les habían engañado tienen el doble de probabilidades de que sus parejas actuales les engañen". Pero no se sabe muy bien por qué. Quizá sea porque atraes y te sientes atraídx por una clase similar de persona. O porque la inseguridad, que arrastras de aquella primera infidelidad, se manifiesta negativamente en tus nuevas relaciones. La cuestión es que estás jodidx.

Aún más si esta nueva pareja tiene un pasado oscuro. Porque, según esta misma investigación, "las personas que han sido infieles en una relación tienen tres veces más probabilidades de hacerlo en su próxima relación en comparación con quienes se mantuvieron leales". Esto quiere decir que si te fueron infiel hace tiempo y ahora sales con alguien que le fue infiel a otra pareja hace tiempo, las probabilidades se multiplican. Y no es una hipótesis lanzada al aire. Como subrayan desde este medio, estos eventos son "uno de los mejores predictores de futuras infidelidades". Los comportamientos dicen más que los rasgos de personalidad.

Incluso que algunas condiciones que generalmente vinculamos a la tendencia a la infidelidad y que resultan no tener absolutamente nada que ver. "Ni el género ni el estado civil se relacionaron particularmente con la prevalencia de la infidelidad". No importa si es mujer, hombre o persona no binaria. No importa si es hetero, homosexual, bisexual o con cualquier otra orientación sexual. Y no importa si sois novixs o estáis casadxs. El quid de la cuestión lo encontrarás en dos sencillas preguntas. Una para ti: ¿Me engañaron en el pasado? Y otra para tu pareja: ¿Engañaste a alguien en el pasado? Es una buena manera de ubicarse.

También lo son obviamente algunas características de las relaciones. Así, y según otra investigación, editada en 2021 en The Journal of Sex Research, "la baja satisfacción en la relación, el escaso amor romántico y el deseo sexual personal" son potenciales detonantes de los engaños. En cualquier caso, y aunque el ayer de tu pareja pueda darte información útil, no deberíamos andar sospechando porque sí. A fin de cuentas, solo son probabilidades y muchas personas no volverán a cometer nunca más una infidelidad. La confianza, como una buena comunicación, son esenciales. Sin eso ni siquiera merece la pena tener relaciones.